San Rafael
Sábado 29 de Julio de 2017

Jefe de los fiscales: "La persona que delinque con un arma va a ir presa"

Es una de las directivas que el procurador Alejandro Gullé bajó a los fiscales locales para combatir el delito. También ordenó que se les pida prisión preventiva a los reiterantes y a los violentos.

El procurador general de la provincia, Alejandro Gullé, dijo en su paso por San Rafael que busca un cambio de paradigma de la función de los fiscales para que sean más activos en la lucha contra el delito.

Tras la jura de los nuevos funcionarios judiciales de este viernes, comentó que se reunió con los fiscales del Sur que actuarán en el nuevo esquema de la Justicia que se pone en marcha el 1 de agosto y les impartió "tres directivas claras".

"Primero, toda persona que está con un arma o que delinque con un arma va presa, no importa el calibre, si lo quieren liberar los jueces, que lo hagan ellos, pero no los fiscales. Exagerando un poco, incluye hasta los revólveres de cebita. El que está con un arma va presa", sentenció.

Y "en segundo lugar, también van a ir presas las personas reiterantes (las que tienen más de una denuncia por delitos), que sólo es cumplir con el Código Procesal Penal que ya lo estipula".

En tercer lugar les impartió a los fiscales que ordenen prisión preventiva a "las personas que ejerzan un excesivo despliegue de fuerza injustificado, incluso sin arma. En esto me refiero, por ejemplo, a los que le patean la puerta y golpean a la mujer y a los hijos".

El jefe de los fiscales reiteró que son "tres directivas claras, de muchas más que vendrán".

Consultado si hay lugar en las cárceles para implementar esto, respondió que eso es un problema que deberá resolver el Poder Ejecutivo.

Al respecto, el gobernador Alfredo Cornejo, que también estuvo en la jura de los nuevos funcionarios judiciales, manifestó que "estamos retrasado porque en ocho años no se construyó un metro cuadrado de cárcel" y consideró que actualmente "no estamos hacinados pero si hay superpoblación".

En ese sentido, el mandatario adelantó que hay planes para construir pequeñas cárceles para solucionar este problema y a la vez poder separar a los detenidos por hechos correccionales (accidente o delitos con penas menores a tres años) de los que han cometido delitos mayores.

Comentarios