Vendimia
Martes 30 de Mayo de 2017

La valiente lucha de una ex reina vendimial contra el cáncer

Mariela Arreceygor, ex reina departamental de la Melesca, atraviesa un cáncer pero asombra por su actitud positiva, que transmite en la siguiente nota. Una historia que muestra una manera diferente de llevar esta enfermedad.

SAN RAFAEL- Mariela Arreceygor llevó en el pecho en el 2011 la banda de reina de Rama Caída y luego la corona de reina departamental de la Melesca, sin embargo, ahora su "corona" es su espíritu lleno de energía positiva para luchar contra algo que sabe que lleva desde febrero: el cáncer.

Crudo, duro y hasta un tabú aún en este país, hablar del cáncer es raro hasta en los medios, por eso aún se usa para hablar de ello el eufemismo "atraviesa una larga enfermedad". Y es más raro aún que las personas que tienen esta enfermedad hablen de ello públicamente y con un mensaje optimista. Pero Mariela, de 27 años, no sigue esa corriente. Verla y escucharla contagia energía, por eso luego de su breve aparición hace unos días en el programa "Bonita Mañana" (de 7 a 9 por Canal 6) donde lució en un desfile con orgullo y clase única su cabeza rapada producto de dos quimioterapias, recibió a Diario UNO de San Rafael en su casa.

La idea, simple y pretenciosa a la vez: hablar sin tapujos sobre ello y si se puede, dejar un mensaje positivo, educativo. Y para ello nada mejor que ella, que recibe con su sonrisa cautivante a todos. Con dos de sus ocho perros en sus piernas, habló al inicio de lo que fue aparecer en tevé luego de un tiempo y con su cabeza calva y hablando del cáncer sin eufemismos.

"Al aparecer en la tele estaba re nerviosa, fue raro, surgió rápido (la llevó al desfile Celia Parasécoli), no tuve tiempo de avisar pero lo vio todo el mundo, todos me llamaron, estoy muy contenta con lo que sucedió después porque muchos amigos que hace mucho que no veía o compañeros de laburo me llamaron y muchos han venido a verme; estoy feliz con lo que causó, es un poco lo que quería transmitir, decirle a mi familia y a todos los que saben que estoy enferma que estoy bien y que me siento con toda la energía para seguir adelante", dijo con seguridad y sin perder la sonrisa.

Sin titubeos respondió a la pregunta sobre la enfermedad que atraviesa. "Arrancó con una mola persistente (en casos malignos es un cáncer de crecimiento rápido que se forma en el útero de una mujer. Ver más), la detectó mi médico Juan Martín Eztala (ginecólogo) que me derivó a Mendoza. Me hicieron unas ecografías y salía el endometrio engrosado y las molas por lo general se transforman en cáncer, arranca en el útero, el tema es que por el torrente sanguíneo se va desparramando en el cuerpo, yo ya tengo en los pulmones, en el hígado y riñones".

La detección rápida ha permitido que esté con un tratamiento. Pese al shock inicial post quimio de estar en la ducha y ver caer el pelo a mechones, Mariela, tal vez por su personalidad, ese mismo día fue a lo de una amiga a que la ayudara a raparse. Y así luce, bella por fuera y con una belleza interior canalizada en optimismo que transmite todo el tiempo.

A modo de información para prevención, contó que ella arrancó con síntomas como "hemorragia y dolor fuerte en zona baja del abdomen, pensé que era un quiste que me molestaba, fui al médico, hice todos los estudios que me pidió y se hizo un legrado para sacármelo, a los cuatro días lo tenía de vuelta, se hizo otro legrado y luego ya una biopsia. Lo que tiene la mola es que se regenera automáticamente, se regeneró tres veces".

Como aún no ha sido mamá, el médico consideró no seguir raspando el útero. A punto de pasar por su tercera quimioterapia, Mariela se detuvo en la prevención. "Me he hecho los estudios y todo está bajando, disminuyendo, tiene cura como la mayoría de los cánceres pero obviamente detectados a tiempo, hay que hacerse los estudios que corresponden, hacerle caso al cuerpo, cuando uno se siente mal hay que ir al médico. Yo soy bastante constante con los estudios y con el ginecólogo, que es a lo que tienen que prestar atención todas las mujeres".

Y como mensaje final, tuvo frases que reflejan el espíritu con el que afronta su lucha: "Hay que ponerle toda la energía, toda la onda, salir, pasear, que no sea que por la enfermedad no se hacen las cosas que gustan, hacer el doble, disfrutar el doble de la familia, de los amigos, de todo, pasear, salir, maquillarte y salir, ponerte un gorro sino querés salir pelada. Pasar esto no como algo malo que nos pasa, algo bueno que te da la oportunidad de aprender a disfrutar de otras cosas, uno por ahí esta todo el tiempo trabajando y con esto yo he aprendido que tengo que hacer cosas para mí y estar todo el tiempo divina y poniéndole toda la onda para que los que están alrededor se fortalezcan de eso".

El proceso de la quimio

Para una mujer es más difícil, tal vez más si esa mujer ha trabajado con su imagen muchos años, como promotora e incluso reina vendimia. Pero ver como Mariela Arreceygor sobrelleva la caída de su cabello es asombroso.

Así narra su proceso con la quimioterapia. "Tiene que ver con mi carácter, no me costó procesarlo, fue como 'tengo esto, me estoy ocupando, cómo seguimos', una de las cosas que me iba a pasar es que se me iba a caer el pelo, como un montón de cosas que me dijeron que me iban a pasar que todavía no pasan, porque no me he descompuesto, no me ha bajado el ánimo".

Agregó que "estoy activa todo el tiempo, no dejo que la enfermedad absorba mi persona, que es lo que todos tenemos que hacer, cuando se me empezó a caer el pelo fue como un ¡guau y ahora qué hago!, es desesperante que se te empiece a caer y no poder frenarlo, pero fui a una amiga a que me pasara la máquina y la verdad me queda divino, va ser mi nuevo look" dijo sonriendo.

"Es parte del proceso esto. El pelo crece de vuelta, si me pongo triste y me tiro en la cama, no colabora, soy feliz con lo que tengo y lo que me toca, a todos nos toca algo, a mí me tocó esto y le vamos a hacer frente", concluyó.

Personal

Nombre: Mariela Arreceygor

Edad: 27 años

Reinados: En 2011 fue reina del distrito de Rama Caída y luego, al quedar cuarta en la fiesta departamental, reina de la Melesca.

Trabajó como promotora y modelo varios años. Hoy trabaja en una farmacia.

Comentarios