San Rafael
Jueves 13 de Julio de 2017

"Los responsables de que un menor esté a las 2 queriendo entrar a un boliche son los padres"

Lo afirmó el subsecretario de Relaciones con la Comunidad, Néstor Majúl, quien mantuvo una reunión con bolicheros y autoridades para coordinar acciones en la noche. Controlarán que no haya menores y el factor ocupacional entre otros puntos.

El área provincial que controla la diversión nocturna pasó a manos del Ministerio de Seguridad para potenciar los controles. En ese marco, los funcionarios a cargo del nuevo área de la Subdirección de Controles de Eventos y locales de Esparcimiento afirmaron que trabajarán exigiendo tres puntos a los boliches: la no presencia de menores, respeto del factor ocupacional y funcionamiento del agua corriente en los locales.
Fue el subsecretario de Relaciones con la Comunidad de la Provincia, Néstor Majúl, quien comandó en San Rafael una reunión en el Centro de Congresos con policías, el juez de Faltas, inspectores municipales y bolicheros.
El principal interés es evitar la presencia de menores en boliches. En este aspecto Majúl fue claro: "No hay un solo boliche en Mendoza habilitado para menores". Por eso, afirmó que "los primeros responsables de que un menor a las 2 de la mañana esté en la calle queriendo entrar a un boliche son los padres. No hay que escaparle a esto".
El funcionario relató que en algún momento estos puntos de la ley se relajaron en su cumplimiento y que se encontraron con menores, accidentes causados por el consumo de alcohol, etc. A partir de estos cambios en el área conocida antes como Diversión Nocturna, se espera aumentar los controles. "La idea es que pasara al Ministerio de Seguridad para potenciarlo, de cuatro inspectores vamos a tener 30 en toda la provincia". Si bien, aclaró, son los municipios los encargados de habilitaciones, determinar factor ocupacional, clausuras, etc, dijo que la idea es trabajar en conjunto entre municipio, provincia y justicia para controlar que se cumpla la ley.
Finalmente se advirtió que se les dará 90 días a os bolicheros para adaptarse a las exigencias y controles.


Comentarios