San Rafael
Martes 13 de Junio de 2017

"No culpo a nadie por la mordedura", dijo el papá de la nena atacada por un Rottweiler

La chiquita de 2 años ya come, dibuja y habla con sus padres. Sigue en terapia intensiva para evitar cualquier foco infeccioso.

Hace una semana, Bianca (2) fue mordida ferozmente por un perro Rottweiler que de milagro no la mató en su casa del paraje Los Claveles, en el distrito de Cañada Seca.

La chiquita sufrió el desgarro de su pequeña mandíbula y parte del pómulo derecho como consecuencia del ataque de un perro que vivía en la casa de un vecino muy amigo del padre de Bianca.
El vecino es un adiestrador que lo había adoptado luego de que este perro atacará hace un tiempo a una nena y su mamá en Agustín Álvarez y San Juan Bosco.
Hace una semana, Bianca estaba operada y un tubo de oxígeno la asistía para que pueda respirar. Sus padres la esperaban y rezaban por su vida.
En 7 días todo cambió, a partir del martes de la semana pasada Bianca despertó de la operación y en unas horas los médicos le retiraron el tubo. Al ver a sus padres, la chiquita, pidió pan y arrancó la primera sonrisa de Mariano Venavidez, su papá.
Este lunes, ya más calmado y con mucho optimismo, Mariano repasó lo que fue una semana para el olvido. "Gracias a los médicos y al trabajo de todos los que colaboraron, Bianca ya come, dibuja y habla". mencionó su papá en una entrevista exclusiva realizada por UNO San Rafael y Canal 6.
Es que aunque cueste creer, la nena después de semejante ataque, logró recuperarse y en pocos días volvió a ser lo que era, una nena que solo quiere jugar y reírse.
"Ya come yogur, bebe agua, juega y eso nos devolvió el alma al cuerpo", dijo Mariano, un hombre que se dedica a la construcción y que junto a su esposa no se separó un segundo de su hija.
Ambos hicieron guardia en el primer piso durante toda la semana. "Es mi única hija y lo qué paso no se lo deseo a nadie".
Lejos de estar enojado, señaló que "fue un accidente, no le echo culpas a nadie, el perro estaba con quien fue y será uno de mis mejores amigos. El nos acompañó siempre, no tengo nada malo que decirle".
Ahora Bianca permanecerá unos días más en terapia intensiva para evitar cualquier foco infeccioso que pueda afectar su salud, luego pasará a una sala común y si todo sale bien regresará a su casa a jugar.
"La voy a llevar donde ella quiera, verla jugar es lo que más me importa, vamos a seguir acompañándola", afirmó Mariano quien no deja de agradecer a los empleados del hospital, a los médicos y a los policías que ayudaron al traslado del Bianca cuando ocurrió el accidente.
Respecto al día que sucedió el accidente prefirió no recordarlo y aclaró que "se dijeron muchas cosas inexactas" y agregó que "hay que esperar que Bianca se reponga para saber qué va a pasar con el perro".

Comentarios