Genaro Fortunato
Lunes 09 de Octubre de 2017

Opinión: otras alternativas en el caso Fortunato

Una opinión en forma de teoría sobre alternativas judiciales que pueden darse en el complejo caso Fortunato-Silva, que este martes tendrá audiencia oral.

Este martes 10, a las 9, se realizará la audiencia pública para comenzar a definir el futuro de la causa por la muerte de Genaro Fortunato, hecho por el que está detenida Julieta Silva.
Desde que se produjo el lamentable suceso, mucho se ha hablado sobre si Silva vio o no a Genaro tirado en el piso. Tenemos la imputación inicial de la fiscalía que es "homicidio doblemente calificado por el vínculo de pareja y su comisión por alevosía en concurso ideal". Por otra parte en su relato defensivo, Silva insiste en que no lo vio, que no quiso matarlo. Esa conducta se encuadra en el homicidio culposo, que es la figura legal con la que suelen caratularse todos los siniestros viales. Esta imputación supone que no tuvo la intención de hacer daño.
En este caso podrían caber otros caminos judiciales. El "dolo eventual" es una figura que encuadra la conducta de alguien que pese a representarse que podía causar daño continúa igual. En este caso los elementos podrían ser que Julieta tenía alcohol en sangre y pese a ello condujo un auto. Además lo hizo sin los anteojos recetados por su defecto visual (astigmatismo). Además cometió al menos dos imprudencias viales, ya que según el mismo relato defensivo que se ha conocido giró en U e iba mirando hacia el costado buscando a Genaro para devolverle unos objetos personales. Todo esto de noche y lloviendo. Tampoco es sencillo probar una imputación así ya que el dolo eventual conlleva que el acusado se representó que con su accionar podía causar un daño y pese a eso continuó con su conducta. Está en los límites con la culpa consciente.
Un ejemplo de tránsito para etiquetar al dolo eventual o a la culpa con representación es cuando dos autos corren una picada. Ambos conductores advierten que más adelante una persona comienza a cruzar la calle. El conductor "A" piensa que "yo quiero ganar la carrera, no me importa que se cruza". Ese es el dolo eventual. El conductor "B" piensa que "considero que cuando llegue ya va haber cruzado o confío en mi pericia para evadirlo". Esta es la culpa con representación. Otra alternativa en este complejo caso podría ser la doble imputación mientras sigue el proceso hasta dirimir una de las dos hipótesis.

Comentarios