Local
Lunes 24 de Julio de 2017

Por podas clandestinas se hicieron 300 multas en invierno

El trabajo es gratuito y sólo lo realiza el Municipio. Las sanciones se agravan cuando el vecino contrata a un tercero. Muchos frentistas, sobre todo personas de edad avanzada, han sido engañados y pagan las consecuencias.

La poda clandestina tiene sus consecuencias y en lo que va del invierno la Dirección de Recursos Naturales Renovables ya labró 300 multas para castigar a los frentistas o comerciantes que pagaron el servicio que es gratuito.
Hay quienes ofrecen hacer esta tarea a un costo de unos $300 por ejemplar y los vecinos, muchos de ellos personas adultas mayores, los contratan pero después vienen los dolores de cabeza cuando la multa llega a sus casas.
La mayoría de las denuncias son anónimas y se realizan directamente en la Dirección de Recursos Naturales ubicada en el edificio del ex Banco Mendoza, en avenida El Libertador, casi Mitre.
"Nos llegan fotos y videos de la poda e inmediatamente vamos al lugar donde se están realizando", dijo el ingeniero César Quiroga, responsable de la delegación local.
"La mayoría son estafados en su buena fe porque este servicio es gratuito y lo realiza sólo la Municipalidad, y en algunas ocasiones una empresa subcontratista de Edemsa que hace podas para despejar de ramas los cables por donde circula la electricidad".
Lo cierto es que las infracciones tienen diversos montos de acuerdo al valor del forestal y se miden con una tabla que posee esta dirección. "Primero labramos el acta, luego pasa a Legales que controla lo escrito y después se coloca la multa de acuerdo al valor que tiene cada forestal", explicó Quiroga.
Aclaró que "no es la misma multa para aquellos que actuaron de buena fe, que con los que contrataron a un podador para que mutile los ejemplares".
El ingeniero utilizó el verbo "mutilar" porque según él "son personas inexpertas que cortan ramas que aún están verdes y deterioran al árbol disminuyéndole su vida útil".
Este flagelo de la poda clandestina no se da sólo en ciudad. En distritos existe la misma problemática y la denuncia de terceros es la clave para sancionar a los infractores.
Quiroga ejemplificó que en la semana que pasó "hubo una denuncia en Villa Atuel de un empresario que taló sin permiso varios árboles, al llegar nos dimos cuenta que el podador era contratado".
Esto, dijo el funcionario, "ocurre con frecuencia durante la época invernal o con los primeros calores del verano" y en ese marco "nosotros trabajamos en coordinación con el Municipio, que son los que realizan estas tareas, ellos nos avisan y sabemos dónde la poda es legal".
Recordó que "este servicio es gratuito, pero si ofrecen cobrar por hacerlo es porque se trata de una estafa, que finalmente puede afectar al frentista".
Para cortar un forestal hay que iniciar un expediente
El trámite se puede iniciar en la Comuna y es controlado también por la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la provincia.
César Quiroga señaló que "si el Municipio no autoriza la corta, nosotros tampoco. Pero si lo hace, nosotros vemos los fundamentos para acompañar la decisión".
Además del pedido de los vecinos, otras reparticiones como Irrigación o la Dirección Provincial de Vialidad son las que solicitan estos permisos, y la aprobación depende de Recursos Naturales.
Es que cortar un árbol significa una pérdida importante, aunque se lo reemplace. Quiroga destacó que "los forestales sólo traen ventajas, más aún en una zona semiárida como la nuestra".
En ese contexto agregó que "no es lo mismo hacer desaparecer un forestal de 40 años y reemplazarlos con uno de un año" porque "hay una pérdida significativa de la biomasa que afecta al medio ambiente y recuperarla cuesta tiempo". Para el funcionario, "el cuidado de los árboles es fundamental para el equilibrio natural".

Comentarios