Más noticias
Domingo 04 de Septiembre de 2011

Scioli cuadriplicó la recompensa por los autores del crimen de Candela

La Provincia de Buenos Aires subió el premio monetario para obtener datos sobre el caso a 400.000 pesos. Atendió a un pedido del fiscal de la causa que conmovió a los argentinos.

El gobierno bonaerense decidió subir de 100 a 400 mil pesos la recompensa para la persona que aporte datos que permitan esclarecer el crimen de Candela Rodríguez, cuyo cuerpo apareció el pasado miércoles en la intersección de los partidos de Hurlingham y Morón.

El estado provincial accedió a un pedido realizado por el fiscal de Morón Marcelo Tavolaro, para aumentar la cantidad de dinero que se le ofrece a los informantes. La recompensa reemplazó a la de 100 mil pesos, que en su momento se ofrecía para quien aportara datos fehacientes para hallar con vida a la pequeña de 11 años, desaparecida el 22 de agosto pasado.

Fuentes judiciales revelaron que en las últimas horas eran sometidos a peritajes varios elementos que se incautaron el viernes por la noche para determinar si sobre ellos hay pistas que puedan guiar hacia los posibles autores del secuestro y posterior crimen de la menor. Trascendió que el cadáver de Candela fue dejado por sus asesinos en el mismo lugar de Hurlingham donde una banda de secuestradores liberó hace dos años al hijo de un traficante de drogas que opera en el oeste del Conurbano, revelaron fuentes policiales a la agencia Noticias Argentinas.

Esta es la pista principal que siguen los investigadores del crimen, ligada a una serie de secuestros extorsivos que cometía la banda que integraba el padre de la nena, que también estuvo vinculada a delitos de "piratería del asfalto". La misma queda reforzada, luego de que este domingo se conociera que en el partido bonaerense de San Martín y sus alrededores se registraron en los últimos tiempos otros siete secuestros vinculados con el narcotráfico, pero todos se resolvieron en forma privada, sin llamar a los medios ni darle intervención a la Justicia o a la Policía.

También trascendió que la tía de Candela, María Alejandra Romagnoli, quien es dueña de un bufet y supermercado en la villa Korea de José León Suárez, partido de San Martín, también fue secuestrada en julio pasado durante 15 horas. La mujer fue pareja y tuvo dos hijos con el hermano de Carola Labrador, madre de la pequeña de 11 años, por lo que los investigadores también siguen esta pista para poder echarle algo de luz a un crimen que hasta el momento no fue esclarecido.

Fuente: Noticias Argentinas

 

Comentarios