País
Miércoles 18 de Noviembre de 2015

Scioli pasó de forma fugaz por Mendoza y prometió casas

Ordenanza. El Concejo Deliberante de Alvear aprobó la norma. La propuesta estuvo en danza por dos años. El proyecto del edil Leo Viñolo abre las puertas para que inviertan tanto privados como el Estado.

 Al cabo de dos años de debates, el Concejo Deliberante de General Alvear abrió las puertas para la instalación de hornos crematorios en el departamento.
En la última sesión, los ediles aprobaron la ordenanza que incorpora el rubro “cremaciones” en el nomenclador municipal y habilita a inversores privados y también al Estado para que avancen en la construcción de un centro para reducción de cadáveres.
La norma elaborada por el edil radical Leo Viñolo establece los requisitos que deberán cumplir los interesados en montar un establecimiento para realizar cremaciones y el tributo que deberán abonar al Municipio.
“Había una necesidad de darle el marco legal para que se pueda desarrollar la actividad de los crematorios en el departamento, si bien nuestra formación y tradiciones culturales dictaban que los cadáveres de nuestros seres queridos fueran enterrados en cementerios, en las últimas décadas esta forma de disponer de cadáveres (cremación) ha tomado un auge considerable”, sostuvo Viñolo.
Según los datos que maneja el concejal autor de la ordenanza, en la actualidad “5 de cada 10 personas se inclina por la cremación si tiene la posibilidad de hacerlo”.
Para el edil, esta práctica de disponer el cuerpo de los seres queridos tiene como contra importante el alto costo que le significa a un alvearense el traslado del cuerpo hasta los lugares donde hay centros de cremación. El más cerca es Lavalle y si no hay que optar por Río IV en Córdoba. 
“Aproximadamente una cremación ronda alrededor de los $1.500 pero el traslado son $6.000 más”, explicó.
Con la sanción de la ordenanza,  “buscamos incentivar a los inversores, pueden ser privados, las cooperativas de servicios o incluso la comuna, para que puedan desarrollar la actividad”, agregó Viñolo.
Además “posiciona al departamento ya que de instalarse hornos crematorios, serían los únicos en la región, con las provincias vecinas y también la Patagonia porque más al sur no hay”, indicó el concejal. 
Entre los requisitos que establece la norma, la empresa que decida invertir en ese rubro estará obligada a instalarse en el parque para industrias nocivas, deberán contar con una sala no menor a 50 metros cuadrados cubiertos y queda expresamente prohibida su instalación en subsuelos, entrepisos o una planta alta. Tampoco se autorizará para la construcción y funcionamiento de los hornos crematorios, locales o edificios destinados a viviendas. 
La iniciativa estuvo dando vueltas por dos años hasta que vio la luz del día. Las empresas funerarias locales tiraron la idea ya que en Alvear esa actividad no estaba regulada y el edil radical recogió el guante.
“Fueron dos años de trabajo pero al fin se pudo sancionar la ordenanza que permite abrir otra fuente de trabajo, incluso también le permitirá tener ingresos al municipio porque quien se instale deberá abonar un canon como lo hace un comercio u otro rubro”, puntualizó.   
Una de los inconvenientes que podría enfrentar la empresa que decida invertir en las cremaciones sería la falta de gas natural.
Igualmente el concejal está convencido que el interés de la gente y la falta de opciones permitiría que arranque, por ejemplo, con gas envasado hasta que estén las condiciones de pasar al gas natural.
“En Lavalle empezaron con los zepelín y lograron mantenerse hasta que obtuvieron el gas natural y en la actualidad tienen cuatro hornos que no dan abasto”, afirmó. 
Por Gonzalo Villatoro

Comentarios