San Rafael
Jueves 11 de Agosto de 2016

Se adelantó el inicio de la brotación en árboles de la ciudad

Arboleda. Se registra en las especies más sensibles al calor y lo atribuyen a los últimos días cálidos y a que en la ciudad hay algunos grados más que en el campo.

Aún no se termina la segunda semana de agosto y ya se observan brotes en los árboles urbanos.
“En la primera quincena de agosto algunas especies empiezan a hincharse las yemas”, pero “este año puede ser que se hayan adelantado un poco”, comentó el ingeniero agrónomo y especialista en agrometeorología Raúl Besa.
Explicó que hay especies más sensibles al calor, como la Morera o el Ciruelo Ornamental, que es el primero en iniciar su ciclo y que actualmente ya se encuentra florecido.
Calculó que “el adelanto puede ser unos quince días” y lo atribuye a que se han registrado temperaturas medias por encima de lo que se denomina ‘Umbral Cero o de Crecimiento’, que “cada especie tiene un valor determinado, pero normalmente está en una media de 13, 14 y 15 grados. Mientras más bajo sea ese umbral, más antes va a brotar”.
Para que empiece a activarse el ciclo interno es necesario que haya varios días seguidos con temperaturas promedios por encima de ese límite. Y esa cantidad de días también varía según la especie.
Además, recordó que en la ciudad se registran en promedio dos o tres grados más que en la zona rural, a lo que se suma que los árboles altos comienzan a brotar antes en su parte superior porque allí hay temperaturas superiores al suelo.
En las fincas, según ha observado el ingeniero agrónomo, también hay yemas hinchadas en los frutales más sensibles al calor, como durazneros, damasqueros tempranos, algunas variedades tempranas de ciruelos y en los almendros, que generalmente florecen más temprano pero en este año aún más. “En algunas especies se está viendo un inicio del ciclo un poco adelantado, unos diez o quince días con respecto al 2015”, estimó.
Destacó que este año los frutales ya superaron la cantidad de horas de frío necesarias para “que se formen bien los óvulos y el polen, y haya una buena floración”. Y ahora la velocidad de brotación y floración dependerá de que haya más o menos calor. “Primero hay que cumplir las horas de frío y después las horas de calor”, resumió Besa.
Por José Luis Salas
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios