Espectáculos
Martes 27 de Septiembre de 2011

Se compró una islita

Parece que la colombiana Shakira decidió hacer fortuna fuera de los escenarios apostando por un nuevo proyecto que poco o nada tiene que ver con la música. Junto al componente de Pink Floyd, Roger Waters, va a pasarse al mundo de los hoteles, comprando juntos una isla al norte de las Bahamas para reinventar el concepto del turismo.

La novia de Piqué se gastó 16 millones de dólares (casi 12 millones de euros) en una porción insular para construir allí un centro vacacional de lujo para veraneantes adinerados con servicios como playas privadas o exposiciones de grandes artistas.

Tal y como publica la web Star Flash, su socio en esta nueva aventura empresarial será Roger Waters, el ex miembro del grupo Pink Floyd. El portal además informa que en el proyecto tienen previsto contar con Miguel Bosé y Alejandro Sanz como principales atractivos de la isla y al parecer ambos tendrán una residencia en este prestigioso enclave.

Habrá que esperar para ver cómo funciona este nuevo y ambicioso proyecto aunque la verdad es que la cantante no ha escatimado en gastos a la hora de invertir.

Comentarios