Deportes
Lunes 27 de Abril de 2015

Se cruzaron en TV, a una semana del primer Superclásico

Boca y River llegarán el próximo domingo como líderes del torneo de Primera División al choque en el estadio La Bombonera, previsto por AFA para las 18:15, por la undécima fecha.

A una semana de que comience la trilogía de Superclásicos entre Boca y River, los entrenadores Rodolfo Arruabarrena y Marcelo Gallardo se cruzaron en un programa de televisión y admitieron que tienen que "tener cuidado" de su rival, pese a los momentos en los que llegan a los choques.
Boca y River llegarán el próximo domingo como líderes del torneo de Primera División al choque en el estadio La Bombonera, previsto por AFA para las 18:15, por la undécima fecha.
Arruabarrena y Gallardo coincidieron en Fox Sports Show, y aunque no se quisieron cruzar en la charla, hablaron por separado de la importancia de estos cruces para cada lado.
Primero apareció el entrenador de River, llegado hacía pocas horas de la excursión a San Juan, donde el "Millonario" perdió la Supercopa argentina frente a Huracán de Parque Patricios.
"La Supercopa fue una derrota inesperada. Si bien era difícil abstraerse de todo lo que se venía hablando, nosotros teníamos un partido que podía darnos un titulo. No se dio nuestro mejor partido, no pudimos imponer nuestro juego", explicó.
Enseguida, el Muñeco lanzó que el plantel a partir del próximo martes cuando retorne a los entrenamientos, se meterá "de lleno preparando lo que se viene con mucha energía".
"Nos tenemos que recuperar. Hay que intentar ser fuertes en los tres partidos, pero enfocarse en el primero que vamos a tener el domingo por el campeonato. Eso te da una cierta perspectiva sobre lo que va a venir, más allá que los dos vamos a querer imponernos en ese primer partido. Lo imagino con mucha intensidad. Los dos van a querer preparar ese plato principal de la mejor manera posible", explicó.
Gallardo no quiso aventurar qué equipo podría presentar en el primer superclásico y se limitó a decir que colocará "aquellos jugadores que mejor vea y que crea que están para aguantar tanto física como mentalmente esta seguidilla de partidos".
"Uno permanentemente saca conclusiones y prueba alternativas. De la Supercopa también se sacan conclusiones, de la derrota inesperada uno también analiza rendimientos. Los que mejor me respondan jugarán el domingo y después tenderemos cuatro días para preparar el partido de Copa. Algunos repetirán y otros no. No era que antes había encontrado un equipo y jugaban once y nada más. Uno siempre está en la búsqueda permanente", sostuvo.
Lo que sí dejó en claro fue: "Nosotros no podemos dudar en estos momentos, no tenemos margen para la duda".
Asimismo, Gallardo admitió que no le esquivó a la responsabilidad con sus declaraciones en estas semanas previas respecto a Boca y chicaneó: "Sé que si hay alguien a quien no querían enfrentar era a nosotros".
"No jugué con quitarme responsabilidad. Me encantan las responsabilidades y las asumo como tal. Como a nosotros nos pasaba el semestre pasado cuando nos enfrentábamos con ellos, que había  una diferencia en cuanto a funcionamiento por lo menos en ese momento, era normal que se nos tirara la responsabilidad a nosotros y yo la tomé, no la negué. Ahora les toca a ellos, vienen bien, pasearon por su grupo, lo ganaron con mucha categoría... Pero sé que si hay alguien a quien no querían enfrentar era a nosotros", expresó.
Arruabarrena: "Sabemos que tenemos que tener cuidado con River". Unos minutos después, el entrenador de Boca Rodolfo Arruabarrena fue quien tomó la palabra y se mantuvo en las mismas líneas que en su conferencia del viernes pasado.
"El primer partido siempre es importante, por diferentes situaciones externas. Una derrota para River puede hacerle recordar los clásicos de verano y a Boca los de la Sudamericana", dijo.
"Los de la Copa son 180 minutos en los que hay que tener mucho cuidado con los detalles, los errores... Hoy igual pienso en el primero, después ya tendremos tiempo de pensar en la Copa",  completó.
En ese sentido, el "Vasco" afirmó que le gusta "definir de local" la serie de los octavos de final de la Copa Libertadores, aunque aclaró el potencial que tiene River.
"River puede estar caído y dolido porque era ganar la Copa, pero los clásicos son diferentes... La motivación nace. Los dos tendrán el miedo y la ansiedad de enfrentarse, el que cometa menos
errores y juegue mejor que el rival será el que se lleve la Eliminatoria. Sabemos que tenemos que tener cuidado con River", evaluó.
"Precauciones habrá, creo que River también las tomará; pero nosotros tenemos que ir a ganar de la única manera que sabemos. Poniendo delanteros o volantes la intención de todos es llegar al área. Yo necesito que todos ataquen y que todos defiendan", analizó.

Fuente: Diario UNO Mendoza
 

Comentarios