Mundo
Lunes 12 de Enero de 2015

Se enfiestó y despertó con un pene tatuado en su espalda

Una británica despertó después de una noche de fiesta con un pene tatuado en su hombro y por más de dos años lo ocultó de su familia.

Una británica despertó después de una noche de fiesta con un pene tatuado en su hombro y por más de dos años lo ocultó de su familia.

La joven de 20 años de Birmingham, despertó de una noche de fiesta con el órgano sexual dibujado en su cuerpo y desde entonces su vida ya no fue la misma.

Por 50 libras esterlinas, la chica, de entonces 17 años, compró una pistola para tatuar y organizó varias fiestas con sus amigos. En una de esas reuniones, Aston amaneció con un pene en tinta.

"Tenía fiesta-tatoo con mis amigos. Tomábamos y nos tatuábamos. Era algo estúpido. Pero un día desperté, lo vi (el pene tatuado) y pensé '¿Qué hice?'", explicó la joven.

La chica tuvo que renunciar a unas vacaciones familiares en la playa por miedo a que sus padres descubrieran el dibujo. También usaba parches para ocultarlo cuando nadaba en una piscina pública.

Pero entonces, hace un año decidió cambiar su vida y revelar la bizarra imagen.

Holly aparecerá en un programa británico que trata sobre tatuajes y perforaciones raras y fue una de las conductoras la que le ayudó a comunicarle a su familia la noticia.

"Quiero ir a la universidad este año y ser tomada en serio sin este estúpido tatuaje, pero no puedo pagar el costo de la operación para removerlo".

La producción del programa de TV Bodyshockers se hará cargo de las sesiones de láser para remover el pene del hombro de Aston.

Comentarios