Deportes
Viernes 08 de Enero de 2016

Se enojó con los dirigentes y pidió rescindir su contrato

El arquero Mauricio Caranta no continuará atajando en Rosario Central, a partir de un enojo puntual en relación a la demora por la renovación de su contrato.

El arquero Mauricio Caranta le comunicó este jueves a la dirigencia deRosario Central que no continuará atajando en el club, a partir de un enojo puntual en relación a la demora para la renovación de su contrato, que vencía en junio próximo.
De esta forma, luego de la filtración de un audio entre Nery Domínguez y Omar "Negro" Palma criticando duramente a Eduardo Coudet y la dirigencia, el ambiente se caldeó un poco más.
Cuando parecía que todo iba sobre ruedas para la renovación, comenzó a haber una mala vibra en el arranque de la semana cuando Caranta expresó su malestar porque la Comisión Directiva del club decidió esperar para ampliar su contrato.
Tal fue la magnitud del conflicto que este jueves se vivieron horas decisivas para la continuidad de Caranta, quien, cansado, obligó a su representante a viajar a Rosario para comunicar la rescisión de su contrato.
El arquero es una pieza clave en el equipo y el "Chacho" Coudet afirmó una y otra vez que quiere que le mantengan la base del plantel que viene de cumplir una muy buena campaña en el torneo de 30 de Primera División y la Copa Argentina. Pero no hay que dejar de resaltar que el arquero Manuel García renovó su contrato hace unos días y mostró un muy buen rendimiento el año pasado, cuando le tocó pararse bajo los tres palos canallas.
El arquero tampoco dejó espacio para otra interpretación de las cosas cuando el miércoles enfrentó a los periodistas a la salida del entrenamiento en el predio de Arroyo Seco y se lo vio visiblemente molesto. "Que me dijeran los dirigentes que no me van a renovar ahora el contrato no me resulta indiferente", afirmó el uno del "Canalla".
El ida y vuelta de las preguntas primero apuntó hacia las expectativas que le generaba arrancar un nuevo año futbolístico y demás obviedades que se dicen todo el tiempo cuando arranca una pretemporada. Pero cuando apareció en escena el tema de su futuro inmediato, Caranta no necesitó pisar el palito de la polémica ni entrar en conflictos con nadie.
"Hace tres semanas mi representante empezó a hablar con los dirigentes de Central para tratar de renovar, por lo menos, por seis meses más mi contrato. Pero la respuesta que se encontró de parte de los dirigentes fue que no, que mi continudad en el club está exclusivamente sujeta a mi rendimiento en el semestre. Fue la última respuesta de los dirigentes", contó.
Y finalizó: "Obviamente que esto no me resulta indiferente. Pero también creo que este no es el ámbito adecuado para que yo discuta lo que sentí en el momento que me dijeron lo que pensaban".
 

Comentarios