Más noticias
Jueves 01 de Septiembre de 2011

Se filtraron fotos del accidente de Sol en donde se ven restos humanos mezclados con partes del avión

Pese a que el juez Leónidas Moldes comunicó que los restos de las víctimas habían sido entregados a los deudos, la semana pasada una denuncia penal consignó el hallazgo de una fosa común con partes del avión, y ahora se conocieron imágenes. Advertencia: una de las fotos de la galería de imágenes puede herir la susceptibilidad del lector.

La tragedia del avión de la línea aérea Sol, en Río Negro, ocurrida en mayo pasado, sumó un nuevo capítulo. En las últimas horas se filtraron fotos de restos del avión en la que se ve parte de restos humanos. En la tragedia murieron cinco personas con residencia en Mendoza.

Este hallazgo pone en jaque al juez federal de Bariloche, Leónidas Moldes, quien comunicó en una resolución que tras la debida identificación genética habían sido entregados a los deudos los restos de las 22 víctimas mortales del fallido vuelo 5428 de la aerolínea Sol, que acabó catastróficamente el 18 de mayo en la estepa patagónica rionegrina, cerca de Los Menucos, cuando cayó a tierra el Saab 340A, por causas que oficialmente aún no se conocen.

Al respecto, Enrique Piñeyro, cineasta y expiloto aéreo, habló por Nihuil sobre el hallazgo: "La verdad es que es tristísimo, es muy dramático que estemos yendo muy para atrás. Uno estaba como acostumbrado a esta doble muerte de la gente en los accidentes. En este caso encontramos una tercera instancia. Ahora nos encontramos con dos pozos, había restos humanos, partes del avión, era una ensalada de cosas, esto no tiene límite".

Sobre esta aparición hubo una presentación penal hecha por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), que denunció que parte de los restos humanos fueron enterrados en un pozo en el mismo lugar de la tragedia, donde también aparecieron, bajo tierra, partes de la aeronave siniestrada, entre ellas algunas que podrían ser de vital importancia para develar cómo sucedió el mortal accidente, según consignó el diario La Nación.

Entre las aeropartes se encontraron placas identificatorias del motor y del avión, y dos luces de alarma: una de puertas, que indica una anomalía con respecto a su correcto cierre, y otra de la aviónica. Esta última, según la denuncia, es una luz que indica una discrepancia en la indicación del instrumental; habría estado encendida, a juzgar por el tipo de deformación del filamento de la lámpara, señalaron aquellas fuentes consultadas.

El presidente del sindicato de pilotos, Jorge Pérez Tamayo, adjuntó a la denuncia fotos notariadas del hallazgo, que no sólo siembran dudas respecto de la asepsia que debe tener cualquier escenario objeto de una investigación penal, sino que abren sospechas con respecto de los motivos que podrían haber guiado a quienes se encargaron de enterrar tales rastros.

Más sobre este tema:

La tragedia tocó de cerca a Mendoza: las cinco historias que quedaron truncas

El proceso para reconocer a las víctimas

 

Comentarios