Política
Miércoles 09 de Diciembre de 2015

"Se ha gobernado mal y hay responsables concretos que deberán rendir cuentas"

En su primer discurso como gobernador, Alfredo Cornejo salió al cruce del último gobierno y delinéo sus principales lineamientos de gestión.

En medio de la Legislatura, Alfredo Cornejo pronunció sus primeras palabras como gobernador en el discurso de asunción que se realizó en la tarde de este miércoles. “Empezamos una nueva etapa”, comenzó manifestando, además de agradecer a los ciudadanos mendocinos por los votos.
“Vamos a gobernar con la misma imparcialidad y vocación de servicio para todos. Promoviendo siempre el encuentro ciudadano detrás de las grandes metas colectivas”, delineó. “Soy un empleado público más. Así lo siento. La única patronal de todos nosotros son los casi 2 millones de mendocinos que con el esfuerzo de sus impuestos paga nuestros salarios”, agregó luego.
El flamante mandatario provincial explicó que “las cargas más altas caen en mi persona. Asumo en uno de los contextos críticos más severos que reconozca la provincia en su historia reciente”. “A Mendoza en los últimos años se la ha gobernado mal. Tiene responsables concretos que deberán rendirle cuentas a la ciudadanía”, sentenció Cornejo en referencia al último gobierno.
“Esto nos obliga a comenzar el presente mandato con la emergencia de recuperar la paz social. El nuevo gobierno que encabezo viene a recuperar la esperanza y aunque sabemos que va a llevar algún tiempo, también sabemos que contamos con la determinación de empezar ahora mismo”, rezó el gobernador ante los legisladores.
Con respecto a la etapa de transición, Cornejo dijo que “han sido casi 6 semanas en los que hemos encontrado más paredes que puentes, no obstante la apertura al diálogo nos ha dado la oportunidad de ir aproximando un diagnóstico que ha resultado eficaz”. Entre las medias anunció reducir la planta política del Poder Ejecutivo, algo que ya había anticipado públicamente.
“Vengo a anunciarles que desde hoy se terminó el despilfarro y la desidia en Mendoza”, dijo el nuevo gobernador en medio de una ovación de sus militantes y seguidores. “Se acabaron los gobiernos de slogan, viene un gobierno de acción. Vamos a reorganizar el Estado, modernizar todas sus líneas, reducir sus gastos improductivos”, agregó.
“Nación y provincia deben respetarse. Que tengan como eje prioritario la colaboración recíproca. Es el momento de hacer reverdecer la confianza”, subrayó el exintendente de Godoy Cruz en relación a la próxima presidencia de Mauricio Macri.
La seguridad fue uno de los temas que también tocó el orador: “Vamos a diseñar una nueva política de inteligencia criminal, con nuevas tecnologías. La Policía debe ser eficiente. Esto producirá un eficaz escudo para vencer a los delincuentes por tamaño y por poder de respuesta. Seguro contaremos con el amplio apoyo del Poder Judicial en todos su estamentos”.
“la escuela debe volver a enseñar bien. Los estudiantes deben volver a respetar al maestro. El maestro mejorar sus capacidades pedagógicas. Los padres implicarse en el proceso de aprendizaje de sus hijos”, alegó en cuanto a la educación.
“Vamos a cambiar el sistema de salud anémico por uno que cure en base a la prevención. Queremos un sistema inteligente que pueda articular los nuevos niveles de atención. Hay anarquía a la vista y vamos a buscar encausar la conducción de los hospitales más importantes”, concluyó sobre este aspecto. Además de turnos de atención vespertinos, adelantó que solicitará la conducción de la delegación del PAMI.
Cornejo también lanzó un mensaje para la clase empresaria: “Inviertan. No subsidios, no ayudas. Mendoza no ha olvidado la tarea titánica de sus empresarios del pasado que hicieron grande la provincia, necesita sentir que esa epopeya de derrotar el desierto se puede retomar hoy con más fuerza”.
El gobernador mencionó también de una “modernización del sistema de votación”, “incentivar al sector productivo” y que el “Estado vuelva a hacer obras, viviendas e infraestructura social”.
Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios