Zona sur
Viernes 24 de Junio de 2016

Se interesan en viviendas sociales que utilizan energía solar

El barrio cuenta con calefones solares y paneles fotovoltaicos para generar electricidad. El intendente de Correa en Santa Fe pasó por General Alvear y contó la experiencia. 

Contar con agua caliente permanente con un mínimo o nada de gasto de gas o encender la luz de una habitación y saber que no ocasiona gastos, todo gracias a la irradiación solar, no es más un sueño, temas de películas de ciencia ficción, o artículos de revistas científicas.
En Correa, una población con menos de 10.000 habitantes y ubicada a 200 kilómetros al sureste de Santa Fe, 14 familias de un barrio humilde son testigos a diario de los beneficios de la energía solar.
La experiencia llegó hasta General Alvear de la mano de Fiaban Cejas, presidente comunal de la localidad santafesina.
El intendente fue uno de los participantes del Encuentro de Sustentabilidad Energética que se realizó en el departamento.
La comuna construyó 14 viviendas sociales y las que se equipó con calefones solares para contar con agua caliente y paneles fotovoltaicos que  toman la irradiación solar y la transforman en la energía eléctrica que consume la vivienda, además de contar con la conexión a la red eléctrica convencional.
“Era una buena manera de intentar contagiar al sector de mejores posibilidades económicas y el resto de los vecinos para que inviertan en estas energías en nuevas construcciones. Pero además, la inversión pública permite que las familias menos favorecidas en términos económicos también tengan la posibilidad de acceder a estos sistemas”, contó Fabián Cejas.
“Con los calefones solares se redujo el consumo de gas y en cuanto a la energía eléctrica, todo lo que se genera con los paneles fotovoltaicos abastece a la casa y cuando hay excedentes va al sistema convencional y otros vecinos pueden utilizarla. Además la empresa distribuidora retribuye ese excedente que el vecino vuelca a la red  con un descuento en la boleta de la luz”, agregó el presidente comunal de Correa.
Con la compra del equipamiento solar, la comuna sumó al presupuesto de cada vivienda social un gasto extra de $80.000. El costo de los  calefones solares más la mano de obra para la instalación ronda los $20.000, mientras que los paneles fotovoltaicos con el pilar y la comunicación a la vivienda y la red convencional suman unos $60.000.  
“Hay que ser más eficaces en la utilización de la energía y sabemos que esta inversión que hacemos ahora es un ahorro a futuro”, concluyó Cejas.

Comentarios