Más noticias
Domingo 04 de Septiembre de 2011

Se le escapó a Jaque el sueño de inaugurar el Centro de la Cultura antes de las elecciones

El anhelo del Gobierno era poder cortar la cinta este mes, pero el agregado de obras adicionales truncó esa posibilidad. Registra un avance del 70%.

Mariano Pistone
mpistone@diariouno.net.ar

El gobernador Celso Jaque no tendrá su obra emblemática finalizada antes de las elecciones de octubre y tal vez tampoco pueda cortar la cinta antes de dejar el gobierno, el 10 de diciembre próximo. Se trata del Centro Provincial de la Cultura, una megaestructura enclavada en los terrenos del ex ferrocarril Belgrano de Mitre y el carril Godoy Cruz, en Guaymallén.

“Algunas partes ya están terminadas, pero al gobernador le interesa hacer la inauguración en forma definitiva, es decir, cuando esté todo listo”, afirmó el ministro de Infraestructura, Mariano Pombo, y subrayó que el objetivo es inaugurarlo “durante esta gestión”.

El avance de obra es de poco más del 70%, según la última medición, realizada hace casi un mes. Tal como sostuvo Pombo, actualmente se encuentra en proceso el llamado a licitación para obtener todos los elementos internos del inmueble. Se trata de butacas, equipos de sonido, luces, cierres acústicos, elementos eléctricos y artefactos para la sala de grabación, entre otras cosas.

Las otras etapas, en tanto, ya se encuentran en marcha. Es por eso que se avanza a paso firme en el armado de la estructura del imponente edificio, el cual cuenta con casi 9.000 metros cuadrados cubiertos y con los trabajos en el exterior de la megaconstrucción, lo que comprende varias calles y accesos.

El monto de la construcción de esta incubadora de proyectos culturales alcanza los $57 millones y tenía un plazo de 12 meses, a contar desde abril del año pasado. Pero, como normalmente sucede en toda obra pública, los tiempos se alargaron; en este caso, por el agregado de obras complementarias. Los últimos cálculos daban cuenta de que podría llegar a inaugurarse durante setiembre, pero Pombo descartó de plano esa posibilidad.


Incubadora de proyectos
La construcción del Centro Provincial de la Cultura fue ideada por el mismo gobernador Celso Jaque y el intendente de Guaymallén, Alejandro Abraham. La idea fue crear una incubadora de proyectos culturales sustentables para que “los hacedores de la cultura mendocina puedan desarrollar sus actividades”, además de ser un espacio para que los artesanos de la provincia puedan mostrar su trabajo.

El anuncio de su construcción lo hizo el mismo gobernador en el cierre del Primer Congreso Provincial de la Cultura, en agosto del 2008. Luego, en junio del 2009 fue el turno de la presentación formal de la iniciativa en el teatro Independencia y el 13 de abril del año posterior se le puso la rúbrica el acta de inicio de la obra. Los trabajos comenzaron poco menos de un mes después, con un plazo de ejecución de 12 meses.

El megaedificio tiene una superficie cubierta de 8.777 metros cuadrados, dividida en cuatro niveles. La planta baja está destinada a las actividades propias de los artistas y artesanos, la intermedia alberga cinco salas para actividades culturales y la alta es para la exhibición y la venta de productos artesanales, para lo que se han dispuesto unos 25 locales de 70 metros cuadrados.

Finalmente, en el subsuelo funcionarán los depósitos, las áreas de servicios, los vestuarios y los sanitarios del personal.

Cinco salas para varios usos

Diario UNO tuvo la chance de recorrer el avance de la obra en varias oportunidades. La experiencia más reciente se produjo a fines de junio pasado, cuando un periodista de este medio pudo apreciar de cerca la estructura casi lista del edificio junto a Sergio Paoletti, proyectista y director técnico del enorme emprendimiento.

El profesional explicó allí que la fachada del edificio de 17 metros de altura da al oeste, a la calle Mitre, en Guaymallén. Es decir, se trata de la parte posterior. “Igualmente, se ha diseñado para que desde ese punto de vista se note que hay salas vinculadas con el arte”, precisó en ese momento Paoletti. Y así es. Quien pase por allí podrá observar cinco salones, nombrados por ahora con letras.

La sala A es multifunción, contará con gradas rebatibles y 170 butacas, y está diseñada para prácticas teatrales y conciertos de orquestas, además de otros espectáculos. La B constituye un espacio dedicado mayormente al teatro, aunque también podrá albergar actividades de danza clásica. Tiene espacio para 270 personas.

La C es la más grande. Tiene forma circular de anfiteatro y se destinará a danzas populares, como las folclóricas de Argentina, españolas, afroamericanas y de otras partes del mundo. Cuenta con capacidad para 390 personas.

La D, en tanto, es muy similar a la B: también puede albergar a 270 personas y se ha pensado para desarrollar danzas clásicas.

Finalmente, la sala E tiene capacidad para 170 espectadores y un diseño acústico para obras de ópera

 


 

Comentarios