Zona sur
Jueves 31 de Marzo de 2016

Se pelearon por una mujer y desencadenaron una batalla campal en Alvear

Amigos y familiares de los protagonistas se sumaron a la gresca. Volaban piedras y se daban palazos mientras otros empuñaban armas blancas y de fuego. También lanzaron bombas a molotov. Hubo cuatro heridos y dos quedaron internados. 

Problema de polleras, la pelea que empezaron dos hombres por el amor de una mujer desencadenó una guerra entre familias que concluyó con cuatro personas atendidas en el hospital y dos de ellas internadas. Una con un disparo de arma de fuego y otra por el fuerte golpe que recibió en la cabeza.
Además de armas de fuego y cuchillos, en la batahola hubo piedras, palos y hasta bombas molotov. Quemaron un auto por completo.
Dicen que el amor puede pegar duro y en Alvear esa frase se hizo realidad, literalmente.
Los problemas comenzaron pasadas las siete de la tarde del miércoles y se extendieron hasta el final del día.
En el barrio San Carlos, se encontraron dos personas interesadas en la misma dama: el actual novio y la ex pareja.
Ambos comenzaron una discusión que fue subiendo de tono y, como era previsible, se fueron a las manos. Piñas iban y patas venían, la pelea fue dura y uno de los protagonistas de 34 años tuvo que ser trasladado al hospital Enfermeros Argentinos.
Pero ese no fue el fin de la disputa sino el principio de lo que sería una verdadera batalla campal. Los amigos y familiares del herido fueron a la casa donde se encontraba el otro protagonista de la gresca y comenzaron una nueva pelea con la gente del lugar.
“Eran entre 20 o 30 los que participaron de la gresca”, confió el subcomisario Sergio Agostini de la Comisaría 14.
 Ambos bandos se trenzaron duramente, unos tiraron piedras y otros respondían a palazo limpio. En el mano a mano piñas y patadas no faltaron. También lanzaron bombas molotov contra la casa, quemaron un Renault 12 que estaba estacionado en la calle y también empuñaron armas blancas y se disparó un arma de fuego.
Una pareja de ancianos que vivía en el lugar tuvo que ser evacuada por la policía.
 “Tuvo que intervenir personal de Infantería para disuadir a los revoltosos pero no se emplearon armas de ningún tipo ni gases. Además en el lugar estuvo presente el juez de instrucción avalando el procedimiento”, agregó el subcomisario Agostini.  
El saldo de la batahola fueron tres personas más heridas. Dos jóvenes de 16 y 18 años resultaron con lesiones menores y un hombre de 47 años quedó internado con un balazo en el brazo izquierdo.

Comentarios