San Rafael
Miércoles 24 de Febrero de 2016

Se recuperó sólo el 10% de lo comprado con cheques de Kolvicor

Búsqueda. Prosigue la investigación para encontrar el resto de lo sustraído. Creen que parte de los elementos se enviaron a San Luis.

La estafa con cheques de la empresa Kolvicor ya ascendió, según el informe del Banco Central de la República Argentina (BCRA) a 2.390.296,70 pesos. A la fecha son 158 las órdenes de pago diferido correspondientes a tres instituciones bancarias rechazadas. 
En este marco, el valor del material recuperado en los allanamientos realizados por la Unidad Investigativa no supera los 200.000 pesos, según el cálculo que hicieron los investigadores.
Es que la gran estafa, que por ahora tiene abierta 32 causas repartidas en los tres juzgados de instrucción de San Rafael, incluyó materiales de construcción, electrodomésticos,  alimentos, motos, artículos de talabartería, grifería, sanitarios y otros   cuyas denuncias aún no han ingresado.
El resto del botín se presume que ha viajado a otros destinos y la mirada está puesta en la provincia de San Luis, aunque no se descarta que una parte pueda estar guardada en algún galpón local muy similar al que se utilizó en Malargüe.
A pesar de haber dos detenidos, Nelson Rodríguez (42), que figuraba como presidente de la empresa, y  Cristian Saravia (39), vicepresidente, las pesquisas no han concluido. Ambos se han negado a declarar y poco se sabe del destino del resto de lo robado.
Otros perjudicados
Lo más triste está relacionado a los pequeños comerciantes que vendieron alimentos y que probablemente nunca recuperen la pérdida. Son pequeñas despensas de distritos que vendieron de buena fe su mercadería a esos dos hombres detenidos y recibieron a cambio un cheque sin fondos que les puede provocar hasta la quiebra.
Una alta fuente policial comentó que “el daño colateral fue muy grande porque muchos empresarios pasaron esos cheques y terceros también se vieron damnificados”.
No se descarta que en los próximos días la Justicia ordene nuevos allanamientos para intentar localizar el resto del botín, adquirido con los cheques sin fondos. 
Por Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios