Zona sur
Jueves 07 de Abril de 2016

Se unen para ayudar a un niño con leucemia

Antonio tiene 4 años y deberá estar 8 meses en el hospital Notti. Los padres están en Mendoza y dejaron a otros 5 hijos con las abuelas. En Bowen comenzaron una colecta que se extendió por todo el departamento. 

Hay una vieja frase que dice que “pueblo chico, infierno grande”. Tal vez sea así, de vez en cuando, pero si hay algo que caracteriza a las comunidades más reducidas y es como un sello distintivo, es la capacidad de organizarse para salir en ayuda de quien la necesita. La familia Zemleduch lo puede acreditar porque lo vive en carne propia.
A principio de año, el pequeño Antonio de cuatro años estaba listo para iniciar sus primero pasos en la escuela pero una noticia difícil de asimilar golpeó a las puertas de los Zemleduch. Le descubrieron leucemia y de inmediato lo internaron en el hospital Notti en donde deberá afrontar un tratamiento agresivo por un mínimo de 8 meses. Y cuando sortee esta primera etapa tendrá que continuar por 5 años más bajo supervisión médica.
La madre de Antonio amasa pan y tortitas en la casa para vender a los vecinos y el papá hace changas. Ambos dejaron todo y se instalaron en el norte de Mendoza mientras los cinco hermanos de Antonio quedaron al cuidado de las abuelas.
Sin una forma de juntar unos pesos para subsistir a 300 kilómetros del hogar y al mismo tiempo mantener a la distancia a los hijos (cuatro están escolarizados), desde el colegio San Cayetano en Bowen comenzaron con una colecta. La idea inicial fue de donar $10 por familia para colaborar en el sostenimiento de los Zemleduch. Y para sorpresa, en poco más de una semana reunieron más de 11 mil pesos.
“Son una familia de condición humilde y como integrantes de la comunidad educativa no podíamos quedarnos sin hacer nada”, contó Viviana Fernández, directora de la escuela San Cayetano.
Primero colocaron una urna en el colegio, cuando se corrió la voz de lo que sucedía y un comerciante pidió también ser rector de las donaciones, después las redes sociales hicieron su trabajo y en cuestión de días los pedidos para colocar urnas se multiplicaron en Bowen y también en la ciudad de Alvear. 
“Ha sido sorprendente como respondió la comunidad, incluso hasta hubo gente de San Rafael que vino a traer dinero para colaborar”, contó la docente. El 29 de marzo le entregaron a Alejandra Kisluk, la mamá de Antonio, la suma de $11.106 pero la colecta no terminó.
“Tenemos que continuar ayudando porque tienen 8 meses para estar en el hospital Notti y además si les dieran el alta hoy, no los dejarían venir, porque la casa donde viven es muy humilde y vieja, tiene el baño afuera y la condición de Antonio requiere de condiciones sanitarias y habitacionales muy delicadas”, indicó Fernández.
La colecta se prolongará todo el año y desde la entidad educativa se comprometen a entregar cada fin de mes el dinero recolectado. Pero para facilitar el manejo, de todas las urnas que habían distribuido sólo quedarán dos, una en el colegio y otra en la parroquia La Santa Cruz en Alvear Oeste. También está la opción de depositar en una cuenta bancaria.
Banco Nación
Se abrió una caja de ahorro a nombre de Alejandra Kisluk, el número es 2661271407, sucursal 1830, de Alvear. 
De Oeste a Bowen
La familia  Zemleduch vive actualmente en Alvear Oeste pero como Alejandra, la mamá de Antonio, es de Bowen, envía a sus hijos a las escuelas de aquel distrito.

Comentarios