Política
Sábado 04 de Abril de 2015

Semana clave para Ganancias: se esperan anuncios de Francisco Pérez

El Gobierno ya cuenta con los análisis financieros y legales para avanzar en concreto sobre el cambio en la base de cálculo del cuestionado impuesto. Con este elemento, Paco Pérez buscará cerrar acuerdos.

Por Carina Luz Pérez / perez.carina@diariouno.net.ar
El Gobierno local estaría en condiciones de realizar el anuncio sobre la nueva base de cálculo del Impuesto a las Ganancias durante esta semana, si así lo quisiera, ya que los análisis tanto financieros como legales están listos. Sólo falta que el gobernador Francisco Pérez tome la decisión de avanzar, pues si bien las provincias tienen la potestad para definir dicha base de cálculo, el salto puede implicar un nuevo motivo de distanciamiento entre la Nación y Mendoza, aún cuando el mismo mandatario ha tratado varias veces de minimizarlo.
De todos modos, en un sector del gabinete de Pérez, sostienen que más de lo que ha sucedido no podría pasar. “Ya nos pegaron de todos lados, qué más nos pueden hacer”, argumentan. En cambio, otros más optimistas explican que Pérez reconoce el impacto del impuesto sobre los trabajadores que tendrán los aumentos salariales 2015, en relación a que hasta ahora no pudo cerrar un acuerdo con dos gremios muy combativos: ATE y AMPROS.
Por lo cual, no puede esperar mucho tiempo más para tomar una decisión y así atender un reclamo de vieja data, que en el actual escenario es un elemento útil para apuntalar su gestión.
En ese tren, ya está estimado por Hacienda el impacto financiero para el Gobierno nacional, como también, los montos que la Provincia dejaría de percibir, ya que Ganancias es un impuesto coparticipable. Según esos cálculos, las cifras no son importantes, con lo cual el debate es sólo sobre la oportunidad política.
La encrucijada de Pérez es que  cualquier a salario de un trabajador de rango intermedio, con cierta antigüedad, que puede se de alrededor de $22.000 de bruto, se le de descuentan unos $4.000 de Ganancias. Con los aumentos estimados en el 35% como pretende el Ejecutivo, casi la totalidad del incremento terminará licuado por el impuesto, en tanto no se modifiquen los mínimos no imponibles.
De todos modos, la intención sería separar el anuncio de la negociación salarial porque, en realidad, el cambio de la base de cálculo implica a todos los estatales y no sólo a quienes hoy están negociando en paritarias.
Más negociaciones
El lunes y el martes el Gobierno tiene un nuevo encuentro con los gremios estatales para tratar de cerrar un acuerdo. Primero, con salud y luego, con la administración central. En ambos casos, la conducción sindical ha puesto como condición para continuar en la negociación, los cambios en la base de cálculo del Impuesto a las Ganancias, tema que vienen reclamando desde marzo de 2014. En esa fecha, fue puesta en vigencia la acordada de la Suprema Corte de Justicia para los judiciales, en la cual se determinó tomar el básico, el presentismo y la antigüedad como suma total para aplicar el descuento de Ganancias. Dejando fuera de la ecuación, los adicionales como mayor dedicación, título, jefaturas, entre otros, y los ítems bonificables.
Tanto ATE como AMPROS piden que el Ejecutivo imite el esquema para bajar considerablemente el número de personal alcanzado por el impuesto y en otros casos, de seguir abonándolo, pero en montos menores.
Roberto Macho, secretario gremial de ATE, explicó: “Se toma la acordada porque es un precedente jurídico para pedir equidad entre los trabajadores estatales”. Y ejemplificó: “Si los médicos recibieran hoy el 30% de aumento, los alcanzaría en el 80% de los casos y con igual aumento, en Administración Central, estaría afectado el 25% de los trabajadores”.
En tanto, Claudia Iturbe, su par de AMPROS, dijo: “Necesariamente la paritaria está condicionada por el anuncio porque dependerá de ese cambio, para ver cómo impacta en los salarios, y en qué medida los afecta”.
Breve escenario en tres puntos
Los alcanzados. Cada uno de los sectores del Estado provincial que aporta a Ganancias está perfectamente identificado. En total, por ejemplo, hoy tributan 1.790 médicos, que abonan alrededor de $3.000 mensuales. En el caso de los docentes, se contaron 4.500 que pagan por mes cerca de $1.000 cada uno.
El monto estimado. Desde Hacienda cada mes, descuentan de las liquidaciones unos $20 millones en concepto de Impuesto a las Ganancias.
En opinión de algunos funcionarios, esa cantidad de recursos no es muy significativa para la Nación y no sería en realidad el verdadero obstáculo para aplicar los cambios.
La modificación. Hasta ahora, el criterio para determinar quién paga y quién no Ganancias, se remite a la última actualización de agosto de 2013 que incluye los haberes mayores a los $15.000. Con la base remunerativa propuesta (sin los adicionales ni bonificaciones) baja mucho la cantidad de personal alcanzado.

Comentarios