La provincia
Domingo 30 de Agosto de 2015

Sesenta distritos de Mendoza pueden pedir su autonomía municipal

El debate legislativo para crear nuevas comunas avanzó poco pero igualmente los habitantes de varios continúan insistiendo. 

Por Carina Luz Pérez
perez.carina@diariouno.net.ar
El debate por la reforma del artículo 197 de la Constitución de Mendoza, que consagra la autonomía municipal, “crece desde el pie”, como dice la canción de Alfredo Zitarrosa, ya que hasta ahora son los habitantes de los distritos Bowen en General Alvear, Palmira en San Martín, Uspallata en Las Heras, Chacras de Coria en Luján y  Rodeo de la Cruz en Guaymallén los que insisten en tener mayor protagonismo en la administración de la cosa pública, separándose de las ciudades cabeceras de dichos departamentos. 
En la Legislatura no es un tema de agenda política inmediata y sólo un grupo de diputados militan la idea de reorganizar el sistema de gobierno municipal,  haciendo la ronda de consultas en los pueblos mencionados para darle forma a la modificación del artículo. 
Sin embargo, puede que la agenda de la Cámara de Diputados cambie porque los vecinos, en la reunión realizada en Palmira el jueves pasado, pidieron que el proyecto sea tratado en comisiones para que llegue al recinto antes de fines de año. Esta semana, los encuentros vecinales seguirán por Luján y aún no hay cronograma para otros distritos. 
Luego de escuchar a los vecinos, debería surgir un dictamen de la comisión especial formada para analizar el tema, y de ahí pasar a la  Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales, para abordar el proyecto reformista.
El debate no es sencillo ya que la enmienda propuesta atraviesa varias cuestiones centrales en la organización municipal actual, desde la distribución de los recursos presupuestarios y los límites departamentales hasta la representatividad legislativa y la relación político institucional con los intendentes y el gobernador. 
En Mendoza existen 180 distritos departamentales, de los cuales 60 están en condiciones de solicitar su autonomía política, administrativa y económico financiera.
Esto es, cuentan con 3.000 habitantes como base poblacional para tener su propio gobierno local, están alejados de las villas cabeceras y sienten que la figura del delegado municipal designado por los intendentes no siempre  representa el interés del distrito.
Cómo se aplicaría 
El proyecto plantea un proceso para decidir la separación de los departamentos. El primero es que el 20% del padrón electoral del distrito pida la constitución de comuna autónoma, aunque todavía no se ha explicitado de qué forma debería expresar esa voluntad, si por consulta popular o presentando firmas, por ejemplo. 
El segundo paso es establecer el presupuesto financiero. En este punto, la enmienda sostiene que deberá completarse con una ley de coparticipación municipal de impuestos que garantice la distribución automática hacia los municipios y las comunas, con criterios de reparto que involucren tamaño, equidad, solidaridad y eficacia.
Lo siguiente es que el gobernador proceda a la creación de la Comuna por decreto y se llame a elección de la primera comisión vecinal. 
Esa comisión es elegida por el voto directo de los vecinos del distrito y estará conformada por cinco personas. Los miembros de dichas comisiones  vecinales duran cuatro años en el cargo, pueden ser reelegidos por una sola vez y se renuevan por mitades cada dos años. De esa misma comisión surge un presidente que rota anualmente. 
Es decir, tienen un esquema organizacional similar a una intendencia, con un Poder Ejecutivo y otro Legislativo. Además, estos miembros recibirán un salario por el servicio a su comunidad inmediata, tal cual sucede ahora con los delegados.
Si todos los distritos que cumplen las condiciones descriptas decidieran separarse del departamento,  significa que convivirán 18 intendentes, con 60 presidentes de comisiones vecinales con igual jerarquía institucional, según la letra escrita del proyecto. 
Los impulsores de la idea aseguran que no habría más burocracia estatal sino democratización del sistema municipal. 
►180 distritos tiene mendoza según la división política, dentro de los 18 departamentos. Sesenta de ellos están en condiciones de separarse de las villas cabeceras. 
►3 mil habitantes debe tener como mínimo el distrito que quiera ser autónomo, según la base poblacional establecida en el proyecto. En Córdoba, ese piso es de 2.000 habitantes.

Comentarios