Mundo
Viernes 19 de Febrero de 2016

Si Gran Bretaña deja la Unión Europea los kelpers se acercarían

Islas Malvinas. Los isleños reconocen que se verían obligados a estrechar su relación con la Argentina, porque su economía depende de las exportaciones a Europa.

El legislador electo por las Islas Malvinas Michael Poole consideró que sería “catastrófico” si el Reino Unido abandona la Unión Europea (UE), algo que obligaría a las autoridades del archipiélago a “mantener una relación más estrecha con Argentina”.
  Según Poole, dejar la UE tendría un “impacto fenomenal” en la economía de Malvinas, ya que el 60 por ciento de sus ingresos proviene de la exportación de productos de pesca, que en un 95 por ciento van a Europa. “De cortarse los vínculos con Europa, las islas se verían obligadas a mantener una relación más estrecha con la Argentina”, subrayó el legislador en declaraciones a la prensa durante la visita que realizó a las islas el ministro de Defensa británico, Michael Fallon.
  Según sostuvo Poole, Malvinas depende de los acuerdos de libre comercio con la UE, que le evitan impuestos a la exportación.
  “Podemos decir que más de la mitad de nuestros ingresos como país dependen de esos vínculos pues la mitad de nuestras exportaciones van a la UE”, resaltó el legislador.
  Por esa razón, advirtió que si Gran Bretaña deja el bloque regional, la decisión “tendría un gran impacto para la economía de las Islas”. “Nuestra principal preocupación es el acceso a ese mercado en las condiciones descriptas. Si Londres decide abandonar la UE, de golpe perderemos nuestro acceso libre de aranceles y de cuotas al principal mercado, que sería algo catastrófico”, destacó Poole.
  Y enfatizó: “Por necesidad nos veríamos forzados a desarrollar esas relaciones con América del Sur que pasan ante todo por Argentina”.
  Las declaraciones de Poole se produjeron luego de que el ministro Fallon señalara días atrás que “en este momento el principal enemigo de las islas no es la Argentina, sino el partido laborista británico, que plantea la posibilidad de entablar el diálogo por la soberanía” del archipiélago.
  Por su parte, la canciller Susana Malcorra evitó ayer opinar sobre las discrepancias entre el gobierno británico de James Cameron y los laboristas sobre la soberanía de las Islas Malvinas, al tiempo que consideró que ambos países deben ser “flexibles y creativos” para encontrar una solución.
  Al referirse al histórico reclamo de soberanía de las islas del Atlántico Sur por parte de la Argentina, Malcorra afirmó que “hoy es claro el punto de vista del Reino Unido y de la Argentina, por eso si queremos encontrar opciones debemos ser flexibles y creativos”.
  Consultada sobre el contrapunto entre el gobernante partido conservador británico de Cameron y los laboristas, luego de que estos últimos propusieran para las Malvinas un gobierno conjunto entre los isleños y la Argentina, Malcorra respondió: “Es evidente que estamos observando una cuestión de índole de política interna del Reino Unido”, de la que “prefiero no opinar”. Asimismo, la ministra de Relaciones Exteriores ratificó que “la expectativa de máxima” del gobierno nacional sobre las Malvinas “está definida por al Constitución Argentina”, que se pronuncia a favor de la recuperación pacífica de la soberanía del archipiélago austral. Malcorra apuntó que la Argentina buscará volver a su “rol histórico de estar presentes en todos los foros internacionales, tener relación con todos; mantener nuestro rol de puente de construcción, de solución de problemas, y tener un diálogo maduro con todos los países”. “Hay un enorme potencial con el Reino Unido. Ambos dejaron explícito que hay un tema en el que tenemos una profunda diferencia, pero que vamos a incluir en la agenda todos los temas de interés común, de modo tal que no haya nada que bloquee la capacidad de tener ese diálogo”, afirmó.
  El ministro de Defensa británico, Michael Fallon, afirmó que Londres busca “mejorar la relación” con la Argentina, pero aclaró que el “derecho de los isleños” en las Malvinas “se resolvió hace más de 30 años y fue confirmado en el reciente referendo” de 2013.

Comentarios