Más noticias
Martes 15 de Noviembre de 2011

“Si se aprueba una ley que indica que los magistrados deben aportar a OSEP, pues se deberá cumplir la ley”

Lo dijo el flamante titular de la Suprema Corte provincial, Pedro Llorente. Los magistrados más jóvenes ya pagan esa obra social. Prometió para su gestión: "fallos en tiempo y forma, que tengan calidad de redacción, que se acerque al pueblo”. Audio: Los jueces y OSEP

El flamante titular de la Suprema Corte de Justicia provincial, Pedro Llorente, aseguró este martes que los magistrados deberán cumplir con la ley en caso de que se los obligue a aportar a la OSEP, según se está discutiendo en el tratamiento de la adhesión de Mendoza a la Ley de Discapacitados.

“Si la Legislatura aprueba una ley que indica que los magistrados deben aportar a la OSEP, como ya lo están haciendo los jueces nuevos, pues se deberá cumplir la ley”, sostuvo Llorente en declaraciones que formuló al programa Primeras Voces, de Radio Nihuil.

El supremo, que reasumirá como titular de la Corte luego de haber estado al frente duramente los años 1993 y 2003, sostuvo además que “será la Corte de Justicia de la nación”, la que resuelva la situación generada en relación al ex fiscal Daniel Camargo, que fue destituido de su cargo en 2006, pero un tribunal de conjueces dejó sin efecto esa medida la semana pasada generando un revuelo político.

El ex titular de la Corte, Alejandro Pérez Hualde, sostuvo que la decisión de los conjueces traía detrás “un grave daño institucional” para la provincia. Esta mañana, Llorente minimizó esas declaraciones.

En otro orden de cosas, el magistrado se comprometió a instaurar una justicia más eficiente durante su gestión. “Que los fallos salgan en tiempo y forma, que tengan calidad de redacción, que se acerque al pueblo”, dijo en ese sentido

Llorente dio el batacazo y vuelve tras ocho años a la presidencia de la Suprema Corte de Justicia, puesto que no ocupaba desde el 2003. Nadie fuera del máximo tribunal esperaba que regresara a la conducción.

Asumirá el próximo 25, tras haber vencido este lunes por un voto al actual titular del cuerpo, Alejandro Pérez Hualde, quien se había postulado por un segundo período de dos años.

Dos hechos marcaron el resultado: la no aparición como candidato de Jorge Nanclares, quien habría alcanzado quizá más consenso, y el voto del recientemente ingresado al séquito, el juez Mario Adaro, el más nuevo de la Suprema Corte y quien ocupó el lugar de Aída Kemelmajer.

Adaro, quien llegó al supremo tribunal con la meta de renovar el Poder Judicial, eligió a Llorente, es decir, lo contrario de ese objetivo, la versión más conservadora, a juzgar por su anterior gestión y porque en los últimos años nunca se mostró al lado de los renovadores.

Producción periodística: Marcelo Arce

Comentarios