Deportes
Martes 15 de Noviembre de 2011

"Si tienen huevos, que vengan a verme a mí"

El presidente de la ACTC, Oscar Aventín, respondió a las críticas de Furlán, Di Palma y Traverso, que cuestionaron la seguridad en el Turismo Carretera tras la muerte de Guido Falaschi en Balcarce. "Ellos critican desde un sillón", afirmó.

Oscar Aventín, presidente la Asociación de Corredores de Turismo Carretera, le pespondió a Gabriel Furlán, Marcos Di Palma y Juan María Traverso, que se unieron para referirse a la muerte de Guido Falaschi, ocurrida el domingo pasado en el autódromo de Balcarce. Todos coincidieron en que no se trató de un accidente.

Aventín dijo en una entrevista con Radio 10: "Sé que me puedo traer a mi hijo en un cajón, por eso es de muy mala leche hacer leña del árbol caído. Furlán, Di Palma y Traverso estaban todos juntos en el velorio de Falaschi. Si tienen huevos, que vengan a verme a mí que estoy en todos los autódromos. No como ellos que se sientan a ver las carreras en el sillón", dijo enérgicamente.

Aventín confirmó también que, pese a las críticas, habrá el año próximo carreras en el autódromo de Balcarce, donde sucedió el accidente. "Que se queden tranquilos que habrá carrera en Balcarce, que nos dejen hacer nuestro camino", dijo. El presidente de la ACTC culpó a Alejandro Urutbey, presidente del Top Race, de las críticas recibidas en las últimas horas.

Aventín se refirió a los cuestionamientos sobre la supuesta falta de seguridad en la actividad y afirmó que Girolami "chocó de frente a más de 180 kilómetros por hora y salió caminando" y que el Bebu "ya se enteró" de lo que le pasó a Falaschi. "Ellos eran amigos. Lo hicimos asistir por un psicólogo y por médicos, para controlar que no tuviera un derrame".

Sobre el accidente fatal, Aventín explicó: "El rezagado (Larrauri) comete un error gravísimo. No quiero decir mucho más porque las actuaciones no están hechas todavia".

Comentarios