Mundo
Domingo 15 de Noviembre de 2015

Siete detenidos y un terrorista identificado tras los atentados del viernes en Francia

A menos de 48 horas de los peores ataques que haya sufrido Francia en décadas, un funcionario identificó hoy a uno de los atacantes como Ismael Omar Mostefai, un joven parisino de 29 años, y fuentes judiciales informaron a medios locales que siete personas de su entorno están siendo interrogadas, al mismo tiempo que la policía encontró un segundo auto con armas en una ciudad vecina de París.
Además, el primer ministro francés, Manuel Valls, anunció que 103, de las 129 víctimas fatales que dejó la serie de ataques del viernes pasado en la capital gala ya fueron identificadas y que varias son ciudadanos extranjeros, según una conferencia de prensa, citada por la agencia de noticias EFE.
Pese a que la consternación y la tristeza siguen dominando el clima social de Francia, las autoridades, con ayuda de varios de sus pares de los países vecinos, siguen avanzando en la investigación.  El nombre de Mostefai, el primero de los siete atacantes que fue identificado públicamente hasta ahora, fue difundido por medios locales y luego confirmado por el diputado y alcalde de Chartres, Jean-Pierre Gargantas.
Según el diario parisino Le Monde, Mostefai fue uno de los tres hombres que el viernes a la noche, armados con fusiles Kalashnikov y con chalecos con explosivos, dispararon contra las decenas de personas que participaban de un concierto de rock en el teatro Bataclan y luego se inmolaron.
Cerca de 90 personas murieron en ese ataque.  Un trozo de un dedo seccionado por la explosión y encontrado por los investigadores hizo que Mostefai, un joven nacido en los suburbios de París, que según Le Monde fue condenado varias veces por delitos comunes entre 2004 y 2010, sea el único miembro del comando identificado hasta ahora.
Ayer el fiscal de París, Francois Molins, había informado a la prensa que uno de los atacantes del teatro Bataclan había sido un delincuente común francés.  La investigación también estuvo marcada hoy por el descubrimiento de un segundo auto cargado con varios fusiles Kalshnikov, un Seat León negro con matrícula belga.
Esta vez el coche, que se sospecha fue utilizado por uno de los comandos que atentaron el viernes en París, fue encontrado en Montreuil, una ciudad limítrofe de la capital, según informaron fuentes judiciales al portal de noticias France 24.
La policía francesa ya había encontrado un primer auto, un Volkswagen Polo, junto al teatro Bataclan, con los mismos fusiles en su interior.  Según la policía, ese primer auto fue visto por testigos junto al restaurante en la calle Charonne que fue atacado, y en donde murieron 19 personas, y en otro de los objetivos de los atentados, un bar de la calle de la Fontaine au Roi, en donde otras cinco personas fueron asesinadas.
En total, la cadena de atentados del viernes causó, según las últimas cifras oficiales, 129 muertos y 352 heridos, de los cuales, según el último balance ofrecido por la entidad que engloba a los hospitales parisinos, AP-HP, 109 han sido ya dados de alta.  La ola de atentados fue reivindicada por el grupo armado Estado Islámico, tras lo cual el presidente de la nación, Francois Hollande, calificó a los ataques como un “acto de guerra”.

Comentarios