Zona sur
Viernes 01 de Enero de 2016

Siguió de largo en un cruce y terminó mal herido dentro de un desagüe

El conductor de 27 años sufrió heridas graves en el rostro y fue trasladado de General Alvear al hospital Schestakow en San Rafael. Ocurrió a primera hora de la mañana en el distrito de Bowen.

Un mínimo descuido hizo falta para que el regreso a casa después de recibir el Año Nuevo se torne en una fatalidad. Adrián Fernando Poblet no percibió que se aproximaba al final de una calle, siguió de largo y terminó dentro de un desagüe.
El conductor de 27 años fue trasladado al hospital de Enfermeros Argentinos de Alvear con heridas graves en el rostro y derivado más tarde al hospital Schestakow en San Rafael donde quedó internado.
El accidente, el primero en este 2016 en General Alvear, ocurrió alrededor de las ocho y media de la mañana en avenida Sarmiento y la ruta nacional 188 en el distrito de Bowen.
De acuerdo a la información policial, Adrián estuvo celebrando en una de las fiestas habilitadas para Año Nuevo (en calle Centenario a 4 kilómetros de Bowen) y cuando todo concluyó, antes de emprender el recorrido de casi 20 kilómetros para volver a casa, decidió hacer escala en el distrito del este para llevar a un amigo.
Cumplida la tarea, era tiempo de volver a Ciudad y Adrián eligió abandonar Bowen por avenida Sarmiento. Todo iba sobre ruedas hasta que llegó al final del camino, cuando la avenida se une con la ruta nacional 188. En vez de frenar y doblar a la izquierda para ingresar a la transitada arteria que lo traería de vuelta a casa, siguió de largo y el Fiat Uno terminó en el fondo de un desagüe.
“Tenía todo el rostro ensangrentado, parece que se golpeó muy fuerte contra el volante del auto cuando cayó”, comentó una fuente policial.
Mientras el personal de la Comisaría 46 esperaba la presencia de bomberos para rescatar al automovilista, unos viajeros que transitaban por el lugar se detuvieron para prestar ayuda y para no perder tiempo aunaron esfuerzos y lo sacaron. Había quedado aprisionado entre el asiento y el volante del Uno.
“Se solicitó la presencia de Bomberos porque el conductor estaba atrapado dentro del auto pero como iban desde Alvear y se iban a demorar unos minutos en llegar, los policías y unos conductores que se pararon para ayudar lo sacaron porque lo veían mal herido”, comentó el comisario Marcelo Calipo.  
Poblet ingresó al hospital con un severo traumatismo de cráneo y, entre otras lesiones, también sufrió la fractura de maxilar. Por las heridas en el rostro, desde el nosocomio alvearense decidieron derivarlo al hospital Schestakow en San Rafael donde permanece internado.

Comentarios