Deportes
Lunes 04 de Enero de 2016

Simeone en boca de todos

El Atlético de Madrid que dirige el argentino está en la cima de la Liga española. El Cholo sigue conformando una "legión argentina" en la entidad colchonera.

Atlético Madrid, de Diego Simeone, está en la punta de la Liga española mientras el técnico Diego Simeone sigue conformando en su interior una "legión argentina" que hoy ya cuenta con seis integrantes, entre los que se incluye, provocando un hecho ínédito en la entidad "colchonera".
El "Cholo" Simeone y Germán Burgos en el cuerpo técnico, más Ángel Correa, Luciano Vietto y ahora Matías Kranevitter y Augusto Fernández, dos ex River Plate, en el plantel, componen la "delegación" albiceleste en sede "albirroja".
Claro que hay antecedentes. En el´57 el "Aleti" vino a buscar al "crack" tucumano Juan Armando Benavídez, "9" de San Lorenzo goleador del '53, al que por su juego "atildado, de precisión, la prensa española comparó con el "Maestro" Adolfo Pedernera.
Benavídez sufrió lesiones y jugó una temporada. Pasó al vecino Espanyol. No produjo el impacto esperado. En el´57 llegaron Dante Lugo, ex Lanús, y Antonio Garabal, ex Ferro, ambos de la selección nacional, que jugaron dos temporadas.
A fines del ´58 la directiva del Atlético Madrid vino por el arquero de Huracán, Julio Edgardo Madinabeytía, un guardavallas atlético y arriesgado. Desde el ´54, el "Vasco", titular del "Globito" en más de cien partidos, estuvo dos veces preseleccionado por Guillermo Stábile.
El gran Enrique Omar Sívori, hace doce años, en reunión de ex futbolistas evocó que no le pudo hacer un gol en cancha de Vélez, local Huracán, abril del´56, luego de eludirlo dos veces. River y Huracán salieron uno a uno. "Parecía de goma. Evitó el gol en el arco que da a la General Paz", recordó entonces el "Cabezón".
Al año, "Aleti" contrató a una de las revelaciones del Sudamericano del ´59 de Buenos Aires, el fornido central de Newell´s, Jorge Bernardo Griffa. Según José Francisco Sanfilippo "ya en el´58 era impasable", dijo el goleador de los torneos´58, '59, '60 y '61.
Griffa jugó una década en Atlético Madrid y ganó varios títulos. Integró un equipo que llegó a semifinales de Champions en el ´66 y alineaba, entre más, a Madinabeytía, Griffa, Rivilla, Ramiro, Calleja, Polo, Adelardo, Callejo, Joaquín Peiró -titular de la selección de España- y Collar.
Otro defensor corpulento, de los "impasables", el santiagueño Iselín Santos Ovejero, ex Vélez, campeón en el Nacional´67, jugó para Atlético Madrid como "el sucesor" del gran Jorge Griffa en el´71.
En el´73 llegaron Juan Carlos Lorenzo, Ramón Heredia, Rubén Ayala y Rubén Díaz, todos de San Lorenzo. Los tres primeros bicampeones en el ´72, Metropolitano y Nacional, el segundo invictos.
En el ´74 disputaron la final de Champions con el Bayern Munich, cayendo sobre la hora. Aún hoy se recuerda una distracción del arquero (Reyna) en el gol del empate, en tiempo suplementario. El "Toto" Lorenzo estuvo al borde de un infarto.
Por entonces Ramón Cabrero, mediocampista de Lanús, luego de Newell´s, también integró la plantilla del "Aleti". El popular "Ramonín", nacido en Galicia, llegó con sus padres a Lanús en los ´50, y en 2007 llegó al "granate", con el que se consagró como técnico campeón de AFA por primera vez ese año.
Hace diez años Atlético Madrid invirtió casi una fortuna (20 millones de dólares) por Sergio Agüero, "crack" de Independiente. Llegó con 19 años y produjo una "revolución" por su juego de habilidad y de goles inolvidables.
La prensa española enseguida lo comparó con el ciclo de Romario, el crack brasileño, en Barcelona, hace veinte años. Chiquito, movedizo, guapo, de habilidad infinita.

Comentarios