Policiales
Miércoles 28 de Diciembre de 2011

Sin rastros sobre el alvearense que se fugó del hospital

La policía sobrevoló el departamento pero no hubo novedades. Barroso desapareció el viernes y no hay el más mínimo indicio de su paradero 

La policía continúa tras los pasos de Néstor Roberto Martín Barroso (45) que desapareció del hospital de Alvear y nada se sabe de su locación desde el viernes de la semana pasada.

En la tarde de este miércoles, el comisario Marcelo Calipo titular de la sección 14 de ciudad, sobrevoló el departamento en un avión cedido por el aéro club pero la incógnita continúa.

Por ahora las esperanzas están depositadas en la comisaría 21 de San Luis. En las últimas horas se conoció que en una localidad puntana a 30 kilómetros de Canalejas (paraje alvearense en el límite con la vecina provincia) Barroso tiene un familiar y habría estado trabajando en ese lugar antiguamente. “La intención es chequear cada posibilidad, estamos a la espera de las novedades que nos pueda dar la policía de San Luis”, confió Calipo.

Uno de los principales inconvenientes que se presentaron a la hora de enfocar la búsqueda es que Barroso, desde que se fugó del nosocomio, “nunca fue a los domicilios de familiares o lugares que frecuentaba habitualmente”, añadió el oficial.

Hasta el momento la policía revisó minuciosamente en las inmediaciones de su domicilio, en compuertas negras, en un radio de 10 kilómetros, en Carmensa donde reside un pariente, los canales de riego y el cauce del río Atuel, y por último sobrevolaron el departamento y en todos los casos no surgió el más mínimo indicio.

Néstor Martín Barroso estaba internado por decisión propia y de los familiares por problemas depresivos y alcohol y el viernes 23 abandonó las instalaciones del hospital Enfermeros Argentinos.

El juez de instrucción Néstor Murcia autorizó la difusión de la imagen y emitió un pedido de colaboración a las provincias vecinas para intentar dar con él.

“Es como si se lo hubiera tragado la tierra”, comentaron desde la comisaría.

Mide 1,69, es delgado, de cabello oscuro y corto, tiene ojos marrones oscuros y renguea con su pierna izquierda. Vestía camisa amarilla manga larga a rayas, pantalón corto azul, pantuflas grises oscura, y tenía una gorra azul con la inscripción “YPF”.

Quienes puedan brindar información “confiable” recalcaron las autoridades, puede comunicarse al teléfono de la comisaría 14 de Alvear: (02625 422013) al 911 o el 100 de bomberos.

Comentarios