Martín Sosa
Lunes 19 de Septiembre de 2016

Síntomas, diagnóstico y tratamiento de la otoesclerosis

En una nueva columna de salud, el doctor Martín Sosa detalla esta enfermedad que genera pérdida auditiva progresiva.

Se estima que el 10% de la población adulta caucásica está afectada por la otoesclerosis. Es poco común en los descendientes de indígenas americanos, en los japoneses y en los africanos. Las mujeres caucásicas de edad media son las que están más en riesgo.

El síntoma predominante en la otoesclerosis es la pérdida auditiva progresiva, que puede empezar en cualquier momento, entre los 15 y los 45 años, aunque usualmente comienza después de los 20 años. La enfermedad puede desarrollarse tanto en el hombre como en la mujer, pero es particularmente molesta en las embarazadas, quienes por razones que se desconocen, a menudo experimentan un rápido deterioro de su capacidad auditiva.

Aproximadamente el 60% de los casos son de origen genético. En promedio una persona que tiene un progenitor con otoesclerosis tiene un 25% de chance de desarrollar la enfermedad. Si ambos progenitores tienen otoesclerosis el riesgo aumenta al 50%.

¿Cuáles son los síntomas?

La pérdida progresiva y gradual es el síntoma más frecuente. A menudo los individuos con esta afección notan primero que no pueden oír bien los sonidos de tono grave o el murmullo. Otros síntomas de este desorden pueden incluir mareos, problemas con el equilibrio, o la aparición de sonidos espontáneos de distinto tipo llamados acúfenos, o más comúnmente zumbidos.

¿Cómo se diagnostica?

Como muchos de los síntomas de la otoesclerosis también pueden ser causados por otras afecciones. Para descartarlas es importante ser examinado por un otorrinolaringólogo (especialista en oídos, nariz y garganta). Después del examen del oído, el otorrinolaringólogo podrá ordenar un Test de Audición. Basado en los resultados del test y los hallazgos del examen, sugerirá las opciones de tratamiento.

¿Cómo se trata?

Si la pérdida auditiva es moderada, el otorrinolaringólogo podrá sugerir continuar la observación y eventualmente un audífono para amplificar el sonido que llega al tímpano. Se ha observado que el fluoruro de sodio disminuye la progresión de la enfermedad, por lo que puede también ser prescripto. En la mayoría de los casos el método más efectivo para restaurar o mejorar la audición es el procedimiento quirúrgico llamado estapedectomía.

¿Qué es la Estapedectomía?

Es un procedimiento quirúrgico ambulatorio que se hace tanto con anestesia local como con anestesia general, a través del conducto auditivo externo con un microscopio quirúrgico (no se hacen incisiones externas). Comprende la remoción del hueso del estribo inmovilizado y su reemplazo por una prótesis artificial. Esta prótesis permite a los restantes huesecillos del Oído Medio restablecer el movimiento, que estimula los fluidos del Oído Interno y mejora o restablece la audición.

La estapedectomía ha sido realizada desde el año 1956 con éxito en más del 90% de los casos. Raramente (cerca del 1% de las cirugías), el procedimiento puede empeorar la audición.

¿Qué se puede esperar después de la Estapedectomía?

La mayoría de los pacientes vuelve a su casa en la tarde después de la cirugía y se les aconseja permanecer acostados sobre el lado no operado. Generalmente se prescriben antibióticos. Algunos pacientes pueden experimentar mareos los primeros días después de la cirugía. Puede haber algún trastorno del gusto que dure algunas semanas o meses, pero usualmente vuelve a la normalidad.

Después de la cirugía, es habitual que se les indique evitar maniobras para sonarse la nariz, nadar y otras actividades que puedan introducir agua en los oídos. Las actividades normales (incluidos los viajes en avión) pueden reiniciarse unas semanas después de la cirugía.

Notifique a su médico otorrinolaringólogo inmediatamente si alguna de las manifestaciones siguientes sucede: pérdida súbita de audición, dolor intenso, mareo prolongado o intenso y cualquier nuevo síntoma relacionado con el oído. Como al finalizar la cirugía se ocluye el oído con un taponamiento, la mejoría auditiva no será notada hasta que se lo remueva una semana después.

Para cualquier inquietud puede sacar turno en los teléfonos de los consultorios "Crecer" de Libertador 273 (260-4437600), en Biomed, en Avellaneda 289 (260-4426619), o consultar directamente al doctor Martín Sosa al 2604-573181.

Comentarios