Primicias
Domingo 20 de Noviembre de 2011

Soledad Pastorutti: Soy terrible, no quiero dejar a mi hija con otra persona

En la noche del sábado, Roberto Pettinato recibió a La Sole en Un Mundo Perfecto. La cantante habló de sus inicios, de su futuro, de su maternidad, de cómo pasó de ser el Huracán de Arequito a transformarse en una de las principales referentes de la música folklórica nacional.

Hoy hay un folklore de avanzada, pero siempre hubo un folklore de vanguardia (…) cuando yo empecé muchos usaban el poncho. Yo no, yo lo revoleaba, le aseguró este sábado Soledad Patorutti a Roberto Pettinato, en Un Mundo Perfecto.

El Huracán de Arequito le confesó -además- a Pettinato que en 1996 -cuando fue elegida revelación del Festival de Cosquín- no me dejaban revolear el poncho. Me dijeron que no lo haga. Tenía 15 años y lo hice igual. Y en aquel momento, a pesar de la edad, me criticaron.

Respecto del tradicional festival que se realiza en Córdoba, Soledad consideró: Cosquín no es el más convocante, como plaza, pero sí es el más difícil de la Argentina. Es la gran vidriera. Ahí se vive el folklore, que es algo que tiene que existir. Es la base, la raíz para otras vertientes.

Y agregó: yo no puedo ser lo que no soy. Yo nací en Arequito, un pueblo de Santa Fe, donde el folklore no es parte de la vida cotidiana de los jóvenes como sí lo es en el norte del país, por ejemplo (…) Vivía en una casa chica, con el frente sin terminar, en un hogar humilde en el centro sojero del país. Y ahora tengo campo, pero sinceramente no me dedico a eso.

¿Si canto bien?, reflexionó La Sole, y continuó: se canta bien afinando, y yo no busco ser una perfeccionista vocalmente. La música y la canción tienen otras particularidades… hay que saber decir también… Hay folkloristas por todas partes, pero hay una magia que algunos tienen, y otros no (…) Yo no nací músico, yo cantaba. Cantaba en mi casa, en la plaza, en el festival… Estudié canto, y a los 12 años me descubrieron nódulos en la garganta por lo que -incluso- tuve que estudiar más de la cuenta.

Aunque con mi primer disco vendí más de un millón de placas, y hasta recibí un premio por eso, para mí, ese no fue mi mejor disco. Los mejores son los dos últimos, dijo Soledad en Un Mundo Perfecto.

Y ante la pregunta de Petti sobre su pasado y su presente, la Sole concluyó: fui una chica Cris Morena, y estuve un mes en Israel como protagonista de una tira y de un espectáculo (en cuyo final) cantaba (…) Y ahora cuando viajo mi hija va conmigo a todos lados, y hace la gira conmigo. Soy terrible, no se la quiero dejar a otra persona.

Comentarios