Zona sur
Domingo 13 de Diciembre de 2015

Sorprendieron a dos mujeres mientras dormían, las maniataron y robaron

El atraco se produjo en la madrugada de este domingo en General Alvear. Las víctimas del asalto tienen 56 y 76 años.

Dos mujeres fueron sorprendidas por delincuentes mientras dormían y antes de concluir el robo las dejaron maniatadas.
El asaltó se perpetró en la madrugada de este domingo en Roque Sáenz Peña al 1100 en la vivienda de una persona conocida en la comunicad alvearense, Nancy Zuchelli, la antigua propietaria de Cochería Zuchelli.
De acuerdo a la a la información suministrada por la policía, alrededor de las cuatro de la mañana, Nancy (56) estaba durmiendo plácidamente, su madre de 76 años lo mismo en la habitación contigua,  cuando algo fuera de lo común la despertó abruptamente y aunque parecía una pesadilla, era completamente real.
Cinco desconocidos coparon la habitación y rodearon la cama donde estaba recostada y con insistencia le reclamaban a Nancy que les dijera dónde estaba el dinero y lo que más desconcertó a la policía y especialmente a la mujer, le exigían que les entregara la droga.
Atemorizada desde el pelo hasta la punta de los pies pero aún más sorprendida por las demandas de los malhechores, la mujer no encontraba la manera de explicarles que plata no había, al menos en una suma significativa, pero sobre todo que no sabía nada y mucho menos tenía estupefacientes en la casa.    
Los ladrones se mantuvieron incrédulos y siempre con actitud amenazante, entonces algunos de ellos mantenían a Nancy y la madre a raya y otros se dedicaron a revolver cada rincón de la vivienda.
Ante la realidad que estaba frente a sus ojos, solo encontraron $1.000 en efectivo y algunos artículos de oro como cadenitas, los delincuentes desistieron de continuar con el atraco y escaparon, no sin antes maniatar a ambas mujeres.  
“Es muy extraño el caso porque le pedían plata y droga, vaya a saber que dato les tiraron o en qué estado se encontraban, pero no había ni una cosa ni la otra. Además actuaron sin armas y a cara descubierta. Lo único bueno de todo esto es que no les pegaron ni maltrataron”, confió una fuente policial.   
La denuncia fue radicada en la Comisaría 14 de Alvear y pasó al cuarto juzgado de Instrucción como robo agravado.

Comentarios