Política
Martes 10 de Febrero de 2015

"Stiuso era el comandante y Nisman el comandado", dijo Aníbal Fernández sobre los llamados de Nisman

Ayer la fiscal del caso Viviana Fein confirmó que Alberto Nisman le habló con su celular en “reiteradas” oportunidades al ex espía Antonio “Jaime” Stiuso antes de su muerte.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, evaluó hoy que las llamadas del fiscal  Alberto Nisman al ex agente de inteligencia Antonio Stiuso pudieron haber sido motivadas por un “cuestionamiento” contra “el despropósito al que lo habían sometido” para que denunciara a la presidenta Cristina Fernández por supuesto encubrimiento de Irán en la causa Amia.

"Stiuso era el comandante y Nisman el comandado”, advirtió el funcionario, quien dijo que las llamadas que efectuó el fiscal al  ex espía horas antes de morir, reveladas ayer por Viviana Fein, a  cargo del caso, pudieron ser para “reportarse o cuestionarlo por  alguna razón”.

"Cuanto más estudiaba la causa, más se daba cuenta de que lo que había firmado era un bodoque, una porquería. Lo que hablaba él, puntualmente con Stiuso, no tenía que ver con otra cosa que no  sea con el cuestionamiento del despropósito al que lo habían sometido", dijo Fernández en su habitual conferencia de prensa a las  puertas de la Casa Rosada.

Ayer la fiscal del caso Viviana Fein confirmó que Alberto Nisman le habló con su celular en “reiteradas” oportunidades al ex espía Antonio “Jaime” Stiuso antes de su muerte. Los entrecruzamientos telefónicos mostraron “varios llamados” efectuados por el fiscal de la causa Amia al celular del hasta hace poco jefe de operaciones de la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE).

Los llamados se efectuaron “desde la línea que pertenecía al fallecido fiscal Alberto Nisman” y las “reiteradas comunicaciones” fueron recibidas por el abonado “cuya titularidad se informó que corresponden al ingeniero Stiuso”.

El dato, ahora confirmado, había trascendido la semana pasada tras un primer análisis de llamadas del Nextel que usaba Nisman y entonces se habló de las tres comunicaciones el día sábado 17 de enero, las tres originadas en el celular del fiscal.  La última llamada habría tenido una duración aproximada de 12 minutos alrededor de las 5 de la tarde, es decir unas 15 horas antes del horario estimado de la muerte de Nisman en la baño de su casa con un tiro en la cabeza. 

 

Comentarios