Espectáculos
Martes 11 de Octubre de 2011

Su retaguardia otra vez fue miel para los paparazzis

Pippa Middleton no se puede agachar sin que un fotógrafo retrate su cola, objeto del deseo desde su aparición en el casamiento de su hermana Kate y el príncipe William de Inglaterra.

Asediada por los medios, Phillippa divide sus tiempos entre el gimnasio, la cafetería y su trabajo cuando no tiene algún evento en el que lucirse.

Y bueno, aquí la tenemos, en otra pose para la posteridad.

Comentarios