San Rafael
Martes 09 de Febrero de 2016

Subas de hasta el 35% para renovar alquileres

Las inmobiliarias intentan reducir ese porcentaje hasta el 30% para la renovación de los contratos de viviendas particulares. Aumentos en el sector comercial.

 La inflación sigue siendo el principal enemigo de los asalariados y de los sectores más vulnerables que van a perder gran parte de su poder adquisitivo por las subas en los alimentos, los servicios públicos y las medicinas prepagas. 
A este combo y esperando el resultado de las futuras paritarias, los inquilinos deberán sumarle otro golpe duro al bolsillo. Es que aquellos que deban renovar sus contratos de alquiler tendrán que enfrentar subas que van del 30 al 35% con respecto al último pago que efectuaron. 
“La plaza está complicada porque no hay mucha oferta, sobre todo de casas en alquiler, por eso la mayoría de los inquilinos negocia alguna baja y espera renovar antes de cambiar de vivienda”, explicó a Diario UNO de San Rafael, Ariel Risso, titular de Risso Propiedades.  
“Hasta ahora de un promedio de 10 negociaciones, sólo el 10% no renueva y empieza a buscar una vivienda o departamento más barato”, agregó el agente inmobiliario. 
Esta situación también insume importantes gastos. Si bien el precio de alquiler será más barato, juntar el dinero para el primer mes de alquiler, el depósito, la comisión de la inmobiliaria más la mudanza no deja de ser un problema serio. En este sentido Risso señaló que “tratamos de ser flexibles y acomodar el pago del mes de depósito y de la comisión en dos o tres veces de acuerdo a las posibilidades del inquilino”. 
Lo cierto es que renueve o no el interesado, el panorama no es muy alentador y el ajuste inevitable. En este escenario, agregó que “la oferta ha caído, sobre todo en casas de más de tres ambientes, por eso el inquilino prefiere ajustar el cinturón y no perder la vivienda”.
Las negociaciones también dependerán del comportamiento que tuvo el locatario, agregó Risso, y manifestó que “muchas veces los propietarios reducen sus aspiraciones económicas porque tienen miedo de perder a un buen pagador”.
Las viviendas siguen siendo uno de los grandes talones de Aquiles en San  Rafael. La demanda no ha bajado y hay un faltante aproximado a las 10.000 con una oferta que sigue creciendo. 
En cuanto al sector comercial, el ajuste puede rondar entre el 20 y el 25%. “Ha caído la demanda y los dueños prefieren mantener al buen locatario, por eso las exigencias a la hora de negociar han bajado un poco más”, explicó el titular de la inmobiliaria. 
Otros agentes consultados coincidieron en la necesidad “de negociar con paciencia para llegar a un buen acuerdo porque el 35% de ajuste es excesivo y no se condice con la realidad del bolsillo del trabajador, que por ahora no sabe de cuánto será su próximo incremento salarial”.
Por Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios