Más noticias
Lunes 21 de Noviembre de 2011

Suspendieron hasta nuevo aviso el juicio por los sobornos en el Senado

Se debió a un conflicto con la defensa oficial del acusado Mario Pontaquarto, ex secretario parlamentario, por el cual el Tribunal Oral Federal 3 derivó el caso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El ex presidente Fernando De la Rúa es uno de los principales acusados.

El juicio oral por los sobornos en el Senado, que tenía previsto iniciarse mañana con el el ex presidente Fernando De la Rúa entre los principales acusados, fue suspendido hoy sin nueva fecha de comienzo.

Según se informó, la suspensión se debió a un conflicto con la defensa oficial del acusado Mario Pontaquarto, ex secretario parlamentario, por el cual el Tribunal Oral Federal 3 derivó el caso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En su fallo, los jueces Gerardo Larrambebere, Miguel Pons y Guillermo Gordo señalaron que el viernes último la Defensora General de la Nación, Stella Maris Martínez decidió "intempestivamente" que el defensor público oficial Juan Manuel Mendilaharzu fuera "sustraído del proceso de debate" colocando a Pontaquarto "en un estado de absoluta indefensión".

La defensora había advertido que podría violarse el derecho a defensa en juicio de Pontaquarto, teniendo en cuenta que afrontaría el proceso con dos abogados: uno particular por el tema central del pago de sobornos y otro oficial en una causa conexa por irregularidades en los gastos de un viaje y la rendición de sus gastos por 30 mil pesos que también será ventilada en este proceso.

"Tal comportamiento impide dar inicio al juicio oral y público previsto para el 22 de noviembre en virtud del estado de indefensión al que se colocó a Mario Luis Pontaquarto; ello hasta tanto la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en virtud del evidente conflicto suscitado decida al respecto y para lo cual se le dará inmediata intervención", señaló el Tribunal.

El juicio por los sobornos en el Senado para la sanción de la ley de reforma laboral en 2000, durante el Gobierno de la Alianza, tiene entre los principales acusados a De la Rúa, a su secretario de Inteligencia en sus dos años de gobierno, Fernando de Santibañes, y al ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique, además del "arrepentido" Pontaquarto y los ex legisladores Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Constanzo y Ricardo Branda, en tanto que el proceso que se le sigue al ex senador Emilio Cantarero se encuentra suspendido por su delicada salud.

Todos están imputados por el delito de cohecho a raíz del supuesto pago a senadores de unos 5 millones de pesos el 26 de abril de 2000 en la casa del ex senador Emilio Cantarero, tras finalizar la sesión del Parlamento donde se votó la ley de Reforma Laboral.

Antes de conocer la suspensión, Pontaquarto había hablado este lunes con la prensa y expresado su deseo de que "haya justicia" en este caso, al que calificó como "uno de los más fuertes de corrupción que hubo en democracia".

"Uno espera y tiene confianza en la justicia. La he tenido durante siete años, pero quiero que en este caso que es uno de los más fuertes que hubo en democracia de corrupción, haya definitivamente justicia", afirmó Pontaquarto.

Además, el ex secretario parlamentario reiteró que el entonces vicepresidente Carlos "Chacho" Alvarez "no sabía nada" de lo que estaba sucediendo, y volvió a asegurar que el hecho fue arreglado entre el senador radical José Genoud, De Santibañes,  Flamarique y De la Rúa.
 

Fuente. NA

Comentarios