Espectáculos
Lunes 12 de Enero de 2015

Talento mendocino en Europa

La pianista y actriz mendocina que triunfa en Alemania y otras partes del Viejo Continente habla de los desafíos que atravesó y de sus metas

Por Oscar Trapé
trape.oscar@diariouno.net.ar

Sus talento y virtuosismo en el plano musical la llevaron a dar conciertos de piano en las mejores salas de Europa. Mientras que en las artes escénicas, se dio el lujo hasta de trabajar en el filme El escritor
oculto con el célebre realizador Roman Polanski. No obstante, hace algunos años su vida cambió por completo: le ganó la batalla a la leucemia y desde ese momento, Cecilia Verónica Pillado, gran artista mendocina, no volvió a ser la misma.

“Siempre fui una agradecida a la vida por todo lo que me dio y ahora quiero aprovechar esta nueva oportunidad que recibí para seguir adelante”, dice con su amplia sonrisa la godoicruceña radicada en Berlín, mientras pasa estos días con su familiares en su querida tierra natal.

Absolutamente fortalecida y con desafíos tan grandes como su enorme trayectoria forjada entre el amor por la música y la actuación, Pillado habla con entusiasmo de todo lo que espera para este año que recién empieza. Está ampliando su propio sello discográfico, Tango Malambo, y al mismo tiempo trabajará en el guión para un largometraje.

–¿Qué te hizo regresar a tu tierra?
–Volví luego de varios años. Hice una pausa grande para luego regresar a mi querida Mendoza. Quería ver a mi familia, quería estar en Godoy Cruz y, además, surgió la posibilidad de participar en el Congreso Internacional de Música Latinoamericana que se desarrolló a fines de 2014 en Buenos Aires. Así que no desaproveché la oportunidad de regresar para estar un poco con mis afectos y mis lugares. Mi regreso se retrasó por mi enfermedad, pero por suerte ya estoy muy bien y con todas las ganas de afrontar lo que se viene.

–¿Cuánto cambió tu vida la enfermedad?
–Mi manera de ver las cosas cambió por completo. Me gusta contarlo para así ayudar a quienes tal vez están pasando por una situación similar. Por eso, les digo que no hay que perder las esperanzas. No hay que perder el tiempo en peleas, ni nada de eso. Lo más importante es estar vivos.

–¿Hay novedades en cuanto a tu costado actoral?
–Ahora he terminado de grabar un filme llamado Stung, que se estrenará este año, y estamos en la etapa de preproducción de Goblin 2, que también se estrenará en 2015. Además, he estado haciendo trabajos muy importantes para series de televisión alemana y eso me ha llevado mucho tiempo. La verdad es que he vuelto con todo, pero con mucha felicidad porque siento que tengo una segunda oportunidad en la vida.

–¿Y en lo musical?
–Hace varios años, fundé mi propio sello discográfico llamado Tango Malambo. Estaba trabajando con Sony, pero decidí salirme de esa compañía y entonces comencé a trabajar muy fuerte sobre mi sello.
Durante el 2013, hice publicaciones mías en formato digital. Luego, en 2014, logré fundar una distribuidora artística. Por eso, otro de los motivos por los que estoy en la Argentina es ampliar el catálogo de artistas del sello con músicos de acá. Estoy viendo cuáles son las propuestas que hay, porque también quiero que haya gente que hace rock y pop, y no sólo tango y música clásica.

–¿Has escuchado algún artista local o alguna banda mendocina que te interese para tu sello?
–Sí, claro. Estuve escuchando a los chicos de Sin Tope. Ellos hacen un rock pop que a mí me interesa y me gusta. Siempre me interesaron el jazz y otros estilos. Estoy abierta a escuchar mucha música, siempre lo hice y este es un buen momento para ponerlo de manifiesto dentro del sello.

–¿Te molesta que te comparen con Martha Argerich?
–No, para nada. Al contrario, es un honor que me comparen con Martha. Creo que si eso pasa, es porque debo estar haciendo bien mi trabajo y ella es una verdadera genia.

–¿Has tenido contacto con ella o con parte de su entorno?
–Claro que sí. Con ella y con Daniel Barenboim. Justamente, ellos han estado dando unos conciertos juntos en la Argentina y he tenido la oportunidad de estar con ambos. Barenboim está radicado en Berlín
y cada tanto nos vemos. Y con Martha también, aunque disfrutamos mucho más las charlas cuando son privadas que cuando hay mucha gente. Ambos son dos genios.

–¿Has pensado en volver a vivir en Mendoza?
–La verdad que no. Sería algo muy difícil. Me costó mucho montar todo lo que he logrado en Alemania y volver acá sería como empezar de cero. Lo que sí me encantaría sería volver a dar algunos conciertos, me encantaría tocar en el Festival de Música Clásica por los Caminos del Vino. Eso sí me encantaría que se diera. Pero volver a radicarme en Mendoza lo veo difícil, tal vez lo haga cuando me jubile (risas). Lo que pasa es que tengo muchos desafíos por cumplir en Europa y en otras partes del mundo. Siempre he trabajado, desde muy chica, y no puedo parar. La vida y el arte me han dado mucho y me lo siguen dando. Por eso, quiero aprovechar mi vida y mi arte al máximo.

–¿Cómo es tu proyecto cinematográfico para 2015?
–Se trata de un guión que escribió Lucía Puenzo para una productora internacional, pero que ahora lo tendré yo. Lo voy a modificar y lo mandaré a Toulouse, Francia, para que pueda ser desarrollado. Claro
que quiero tener el rol principal de la película, porque la historia trata de una pianista rosarina que se casa y en un viaje de Rosario a Buenos Aires tiene un accidente, donde todos mueren, menos ella. Aunque la mujer queda imposibilitada de volver a tocar el piano por las lesiones que el accidente le produce, logra caminar y vuelve a tocar el piano. Esta es una historia verídica.

–¿Y quién te gustaría que dirigiera este filme?
–Me gustaría que lo hiciera Juan José Campanella, más que nada por la mirada sensible que tiene dentro de lo cinematográfico. Otro que me gustaría para la dirección es Damián Szifron.

Le gustaría que la dirigiera Juan José Campanella

Uno de los grandes desafíos que se ha propuesto para 2015 la gran Cecilia Pillado es desarrollar un filme que contará la historia de una pianista argentina que recién a los 60 años llega a concretar su sueño de tocar en una sala internacional, luego de sortear varios problemas que aquejaron su vida.

Comentarios