San Rafael
Domingo 09 de Octubre de 2011

Tassaroli, la firma local que juega en las grandes ligas

Nació como un taller mecánico y hoy vende sus productos a las principales multinacionales del petróleo y la minería. “No tenemos otra actividad que no sea la empresa”, dijo Carlos Tassaroli  

Con más de 50 años en la industria metalmecánica la firma Tassaroli SA continúa expandiendo sus fronteras y aunque juegue en las grandes ligas del mundo –recientemente ganó un contrato para ser proveedora de la gigante del cobre en Chile, Codelco–, no pierde ese gusto y amor por un San Rafael que les abrió sus puertas y les dio las oportunidades para crecer.

“En la actualidad hay que asentar un pie en cada lado”, admitió Carlos Tassaroli hijo, pero también reconoció que “ la casa matriz siempre va a estar acá”.

Cerca de llegar a los 60 años de vida, la empresa tuvo un humilde inicio. En 1953 Carlos José Tassaroli, se instaló en Libertador 180 con un torno y a partir de ahí la curva ascendente no paró. En la actualidad la firma sanrafaelina exporta sus productos principalmente en el eje de América. Estados Unidos, Ecuador, Colombia Brasil y Chile son los principales compradores de barras de perforación, mandriles y válvulas de inyección de agua, cañones de punzado. El 75% de sus productos están destinados a la industria del petróleo, el 22% a la minería y el resto se distribuyen entre las empresas que realizan obras hidroeléctricas. Y fiel a sus inicios aún destinan parte del trabajo a la producción de autopartes.

A lo largo de 58 años, Tassaroli SA forma parte de la nómina de empresas proveedoras de Halliburton, General Electric, Baker Atlas, YPF y Petrobrás, entre otras importantes firmas de reconocido nombre nacional e internacional.

–¿Cómo lograron afianzarse?

–Todas las utilidades se reinvierten en la empresa. Tenemos un crecimiento promedio de 30% anual, si hablamos de los últimos dos meses el 70% de lo que producimos es para exportar. No tenemos otras actividades, todo lo que hacemos y todas las utilidades se vuelcan en la empresa.

–¿La inversión que menciona hacia dónde está direccionada?

–En equipamiento, sistemas informáticos y también a lo que es capacitación y desarrollo del personal. Viajamos mucho a ver las tecnologías y los procesos que se emplean afuera, siempre estamos fijándonos quién lo hace bien y vamos a aprender. Competimos con compañías de Europa, China y Estados Unidos que tiene procesos distintos y mayor acceso a la tecnología. Estamos jugando en primera y no podemos quedarnos.

–¿Cómo influye la política del Gobierno en la actividad?

–Nosotros podemos controlar los procesos pero no así las variables del tipo de cambio, las leyes, el sindicalismo. El tipo de cambio puede dejarnos afuera. El desafío es ver cómo somos competitivos con cualquier tipo de cambio. Acá el Gobierno ha facilitado muchas cosas, hay herramientas para el desarrollo tecnológico que son muy buenas, nosotros lo aprovechamos pero también hay cosas que son trabas y costos que nos agregan a la empresa que nos complican. No sólo este, viene de muchos gobiernos atrás. Hay que solucionarlo a través de la tecnología, como la incorporación de máquinas de última generación. Eso en el mundo se maneja así.

Tecnología es trabajo

La firma que nació en un tinglado hoy está emplazada en un predio de 4 hectáreas en Cuadro Nacional. La planta consta de tres sectores bien diferenciados en donde se desarrollan procesos de mecanizado, forja, tratamientos térmicos y calderas. Como generadora de mano de obra, alrededor de Tassaroli hay 230 puestos de trabajo directo e indirecto.

“A diferencia de lo que se cree yo digo que un robot salva puestos de trabajo. Si no tenemos productividad y calidad y al menor costo no podemos seguir. En cambio así toda la gente va a poder permanecer en la empresa”, reflexionó. “La gente pasa a hacer un trabajo más intelectual y el robot es un músculo”, agregó.
 

Comentarios