País
Viernes 18 de Diciembre de 2015

Temor en un barrio residencial de Bahía Blanca por puma suelto

Un puma de gran porte que fue visto merodeando por el patio de dos viviendas de Bahía Blanca, que evitó hasta ahora los operativos de captura, mantiene en vilo a las fuerzas de seguridad y atemorizados a los vecinos de la zona de Altos de Palihue.
Todo comenzó el jueves minutos después de las 10.00 cuando una vecina de Sarmiento al 1600, en Altos de Palihue, llamó al 911 atemorizada por la presencia de un felino de gran porte en el patio de su casa.
En respuesta acudió personal de Defensa Civil, Policía, Guardia Urbana y Veterinaria y Zoonosis municipal.
Diego Nadal, director de Defensa Civil, dijo al matutino La Nueva Provincia, que durante ese primer operativo dos agentes suyos y un policía vieron al mamífero, pero que por recomendación de los veterinarios solo "preservaron la escena".
Para cuando el personal especializado ingresó a la vivienda, el puma ya había huido, por lo que la búsqueda se prolongó sin éxito por espacio de algunas horas.
Tras varios llamados al 911 con denuncias que resultaron falsas, a las 16.30 se confirmó que el animal había reaparecido a pocos metros de la primera vivienda en que se lo había visto.
La sorpresa se la llevó la familia Santamaría, de Kennedy 645, cuando desde el living de su casa y por una ventana, las hijas divisaron al puma reposando a la sombra de unos arbustos en un estrecho pasillo lateral.
"Tenemos una perra y dos gatos, que estaban jugando en el patio sin saber que a unos metros estaba el puma. Yo no me animé a sacarle una foto porque solo nos separaba un vidrio", comentó Camila, una de las hijas.
Nuevamente se desplegó un amplio operativo, el personal municipal ingresó por el patio de la vivienda con las pistolas de dardos sedantes pero, según declararon, los arbustos dificultaban un disparo preciso.
La duda de los funcionarios le permitió al predador saltar una medianera de aproximadamente tres metros de altura, alcanzar la calle y correr hacia la loma de El Mirador.
Bajó por el barranco conocido por ser el hábitat de una colonia de loros, cruzó la avenida Cabrera y en cuestión de segundos se lo perdió de vista en medio de los montículos y la vegetación del parque Campaña al Desierto.
El personal se trasladó hacia allí a las 17.20 pero, dadas las dimensiones del parque y las ventajas naturales del puma, la búsqueda se tornó infructuosa en apenas minutos.
Personal de Defensa Civil levantó la búsqueda al caer el sol pidiendo a la población que se comunique con el 911, en caso de advertir su presencia en las cercanías y que no se le acerquen ya que el felino puede atacar si se ve acorralado.
Las autoridades presumen que el puma pertenecería a una familia de la zona que lo mantendría en cautiverio.
Un ejemplar similar, que vivía en los fondos de una vivienda, fue capturado en 2012 en la vía pública, pero el animal no pudo superar el estrés que le generó la situación y murió.
Fuente: Noticias Argentinas

Comentarios