Más noticias
Viernes 21 de Octubre de 2011

Tic tac tic tac

No sólo a las mujeres las apura el reloj biológico. Las posibilidades de que un hombre tenga un hijo también disminuyen con el paso del tiempo, según los científicos.

Dos estudios separados presentados en la conferencia anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva (ASRM), que se celebra en Florida, vinculan por primera vez la edad de un hombre con las probabilidades de reproducirse.

La primera investigación encontró que entre los 41 y los 45 años estas probabilidades disminuyen 7% cada año. Después de los 45 años la posibilidad de convertirse en papá disminuye drásticamente.

El estudio, llevado a cabo por la doctora Paula Fettback del Centro Huntington de Medicina Reproductiva en Brasil, analizó el resultado de 570 tratamientos de fertilización IVF llevados a cabo en la clínica entre marzo de 2008 y abril de 2011.

Para asegurarse de que la edad de la mujer no tenía un impacto en el estudio la investigadora sólo incluyó casos donde los óvulos habían sido donados por mujeres sanas y jóvenes.

Los resultados mostraron que la edad de los hombres involucrados que no habían logrado concebir era "significativamente mayor" que aquéllos que sí lograron tener un bebé.

La edad promedio de los hombres cuyas parejas fueron sometidas a la IVF era 41 años.

Pero la edad promedio de aquéllos que no tuvieron éxito en el tratamiento fue 45 años, explica la investigadora.

En análisis posteriores los científicos confirmaron que cuando el hombre tenía 41 años la pareja mostró 60% de probabilidades de embarazarse.

Pero cada año después de esa edad la probabilidad se reducía 7%.

La edad "cuenta"

Esto muestra, dice la doctora Fettback que "la edad cuenta".

"Por supuesto que no es igual que en las mujeres. Pero eso no significa que los hombres pueden esperar para siempre para tener hijos" afirma la investigadora.

"Si a los 45 años no los han tenido, es momento de comenzar a pensar en tenerlos" agrega.

Un segundo estudio también presentado en la conferencia apoya esa advertencia.

La investigación, del Centro de Colorado para Medicina Reproductiva en Estados Unidos, llevada a cabo con ratones, analizó el impacto de la edad de los machos en la reproducción.

Los científicos encontraron que sólo 35% de los animales cuya edad era equivalente a la mediana edad humana (unos 50 años) lograron fecundar a una hembra, tanto con fertilización IVF como natural.

Igual que el estudio anterior, para descartar el impacto de la edad en las hembras, los científicos utilizaron sólo hembras jóvenes.

"Siempre hemos pensado que los hombres producen esperma cada 80 días, o cada tres meses, y que independientemente de cual sea su edad cronológica el esperma es nuevo, como si estuviera 'salido del horno'" afirma el doctor William Schoolcraft, quien dirigió el estudio.

"Pero ahora parece que llegada la mediana edad, entre los 40 y 50 años, la capacidad de producir esperma disminuye, al menos en términos de calidad" agrega.

El estudio mostró también que los embriones de los ratones de mas edad no eran tan sanos como los de los más jóvenes, y muchos de esos embarazos terminaron en un aborto.

La conclusión, dicen los expertos, es que en lo que a reproducción se refiere es necesario tomar en cuenta el avance de dos relojes biológicos y no sólo el de la mujer.

Comentarios