Economía
Miércoles 28 de Diciembre de 2011

Tironeos por el fin de la tasa cero y el aumento de Ingresos Brutos

Al reclamo de la industria bodeguera se suma la disconformidad de los farmacéuticos que, según el proyecto del Poder Ejecutivo, deberán tributar el doble. Diversas reacciones.

Analía Boggia
aboggia@diariouno.net.ar

La eliminación de la tasa cero a partir del próximo año ganó la agenda de la reunión que el Ejecutivo mantuvo el lunes con las principales cámaras vitivinícolas. En el encuentro, la cartera de Agroindustria ratificó el proyecto del Gobierno de hacer tributar del 1 al 3% de Ingresos Brutos a ese sector.

Pero además, el gobernador, Francisco Pérez, insistió en que avanzará con la eliminación del beneficio que ostentan los bodegueros desde la década del ’90.

La cifra de cerca de $50 millones que deberá desembolsar ese sector, si el proyecto de Impositiva avanza tal como fue enviado a la Legislatura, se ha transformado en un nuevo motivo de tironeo entre el Estado y los privados. A las quejas del sector vitivinícola se sumó el reclamo del sector farmacéutico, por ejemplo, que sufrirá un aumento en la alícuota de Ingresos Brutos y pasará de tributar 1,5% a pagar 3%.

Las principales cámaras de bodegueros y empresarios vitivinícolas habían solicitado una reunión con el ministro de Agroindustria, José Luis Álvarez, la semana pasada. Fue incluso antes de que el titular de Hacienda, Marcelo Costa, blanqueara en la Casa de las Leyes los alcances de la eliminación de la tasa cero.

La contrapropuesta que llevaron los privados al encuentro apunta a que el pago de Ingresos Brutos se haga de manera escalonada, comenzando con el 0,25% en lugar del 1% fijado por el Ejecutivo en el proyecto de Impositiva.

“Ese 1% no les hará perder ventas ni los dejará fuera de mercado y la verdad es que es una falta de solidaridad al resto de los mendocinos que sí aporta”, dijo Álvarez a UNO y blanqueó que la estimación total de fondos de Ingresos Brutos que aportarán los bodegueros es de $50 millones.

En esa cifra están incluidos los $11 millones que saldrían de las bodegas más grandes, explicó el economista José Vargas, de Evaluecon.

El Gobierno pretende incrementar la recaudación en 2012, en parte para hacer frente al déficit.

Sólo con la eliminación de la tasa cero en todas las áreas que hasta ahora tenían ese beneficio, el año que viene entrarían a las arcas estatales cerca de $500 millones extra. Pero además se calcula que en total, Hacienda podría alcanzar los $2.000 millones sólo por Ingresos Brutos.

El proyecto de Impositiva que envió Pérez mantuvo la tasa cero en las producciones primarias, que incluyen la agricultura, la caza, la silvicultura y la pesca, y sólo comienzan a tributar a partir de que se inicia el proceso de industrialización.

El lobby de los bodegueros promete demorar el tratamiento de Impositiva en la Legislatura, aunque no son los primeros en quejarse por tener que empezar a pagar el impuesto. A principios de 2011, la construcción también agudizó el reclamo cuando perdió ese beneficio impositivo y tuvo que comenzar a pagar el 1% de Ingresos Brutos. Ese sector deberá pagar desde 2012 el 2% si tiene el resto de los impuestos al día y está en regla con el cumplimiento de leyes laborales, si no deberá que pagar el 4%.

Ahora el destino de Impositiva está en manos de los legisladores. Por eso, Álvarez les mandó un mensaje a diputados y senadores, a quienes les recordó: “La magnitud del aporte no vale la demora en la aprobación de la ley” y reiteró: “La medida no afecta ni a las empresas ni su rentabilidad”.

En esa línea, el ministro de Agroindustria consideró: “No es justo que se quejen porque tienen que colaborar con la Provincia con apenas el 1%”.

El resto de los pedidos
El lunes la eliminación de la tasa cero fue el tema principal, pero no el único. Bodegas de Argentina, la Unión Vitivinícola Argentina (UVA), la Cámara del Mosto, el Centro de Bodegueros y Viñateros del Este y las cámaras empresariales de Tupungato y Rivadavia pidieron rapidez en la liquidación de algunos recursos que vienen de la Nación.

En ese plan, los bodegueros solicitaron al Ejecutivo que haga gestiones ante el Gobierno nacional para que la devolución de la retención a la exportación y la devolución del IVA se hagan con más celeridad, pues ahora tarda cerca de seis meses, según explicó el titular de Agroindustria y Tecnología, José Luis Álvarez.

También se trató la reducción de los excesos de stock y se avanzó en la creación de una comisión que tendrá como objetivo estudiar la implementación de una especie de fondo anticíclico que permita aprovechar los años de más producción y sortear los de menos producción. Según Álvarez, “la comisión se reunirá el 3 de enero y avanzará para articular el trabajo del sector público con los privados”.

 

Comentarios