Economía
Viernes 18 de Noviembre de 2011

Tómalo o déjalo: los chilenos decidieron aceptar pesos argentinos para asegurarse turistas en el verano

También en Chile se podrá comprar dólares, ya que el corralito a la venta de monedas extranjeras, impuesto por el Gobierno nacional, no será obstáculo para disfrutar de las costas del Pacífico.

Por Gema Gallardo
ggallardo@diariouno.net.ar

Los mendocinos que este verano vacacionen en Chile ya no deben preocuparse por conseguir dólares o pesos chilenos en la provincia. En el vecino país las trabas a la compra no existen y el dólar cuesta unos centavos menos que en Argentina. Además, en muchos lugares aceptarán moneda argentina.

Desde Afex, una importante casa trasandina de compra y venta de divisas, explicaron a Diario UNO que los argentinos pueden comprar hasta 3.000 dólares “presentando su cédula de identidad o pasaporte. Para transacciones de cambio de divisas, cuyo monto sea igual o superior, el cliente deberá registrar todos sus antecedentes en nuestro formulario. Esto es, llenar la ficha de cliente y se fotocopiará la cédula de identidad o el pasaporte. Este trámite sólo se hará la primera vez que la persona opere con nosotros”.

En tanto, aquellos que quieran comprar entre 5 mil y 10 mil dólares deberán acreditar de dónde proviene el dinero para adquirir esa cantidad y llenar el formulario de Control de Operaciones.

Desde Afex manifestaron que el dólar está a 507 pesos chilenos, lo que equivale a unos 4,21 argentinos.

Cuidado con los plásticos
Sin embargo, si se quiere evitar este trámite, hay un paso más sencillo, aunque puede ser un poco más caro. Desde el Banco Central de Chile informaron que los argentinos pueden extraer dinero desde cualquier cajero automático con su tarjeta de débito. Así, si uno utiliza la conexión de redes complementarias en ese país, no debería surgir inconveniente alguno en la extracción de pesos chilenos.

Lo que hay que tener muy presente es que cada movimiento le significará al usurario, al menos, un costo de $2.500 chilenos dependiendo del banco con el que se trabaje y el tipo de cuenta que posea. Algunos de los convenios con cuentas sueldo pueden tener bonificadas operaciones en el extranjero. Pero ante la duda, lo mejor es consultar a la entidad bancaria a la que pertenece la tarjeta o cuenta.

También hay que tener en cuenta que si un argentino compra en el extranjero con tarjeta de crédito, ese consumo figurará en dólares en el resumen y necesitará moneda estadounidense para saldarlo.

Para esto, hay dos soluciones: adherir al débito automático o no gastar todos “los verdes” en las vacaciones y guardar algunos para saldar los gustitos que uno suele darse cuando vacaciona.

Beneficios para los clientes
Por su lado, en varias zonas turísticas donde suelen ir los mendocinos, en pleno enero, como Viña del Mar, Reñaca o La Serena varios comerciantes aceptarán pesos argentinos. “Todos los años vienen cientos de mendocinos que pueden comprar nuestros productos en su moneda o con tarjetas de débito o crédito. La mayoría de las veces aceptamos los pesos argentinos a un valor mayor que al que se cotiza. A nosotros como comerciantes nos conviene y sabemos que así cuidamos el turismo”, dijo María Inés Jara, dueña de un local en Viña del Mar.

Desde algunos hostels y hoteles de Valparaíso también manifestaron sus claras intenciones de aceptar moneda argentina, sobre todo a aquellos que son sus clientes habituales. Así, quienes pensaban que las trabas a los billetes extranjeros iban a arruinarles las vacaciones ya pueden desestimar esa idea no positiva.

Rumbo al Atlántico
Quienes elijan como destino Brasil o Uruguay para relajarse en la época estival, podrán comprar la moneda de esos países sin inconvenientes.

Brasil anunció que en sus cajeros automáticos los argentinos que tengan cuentas en pesos podrán extraer reales convertidos; mientras que Uruguay ya lo había anunciado y también había informado que aceptaría pesos argentinos.

Así, en tierras cariocas, quienes posean tarjetas de débito que funcionen bajo la red Banelco-Plus, podrán retirar reales. La medida fue adoptada por ambos países ante la posibilidad de ver afectado el turismo.


 

Comentarios