Mundo
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Tomó de más en una fiesta, creyeron que había muerto y despertó en la morgue

Un joven fue declarado muerto por los médicos que lo atendieron por un coma etílico, pero en realidad estaba desmayado. Escándalo en el depósito de cadáveres cuando volvió en sí.

Un joven polaco de 25 años se llevó el susto de su vida luego de ser declarado muerto por un supuesto coma etílico por los médicos que lo atendieron.
Kamil reside en la región de Kamienna Gora, cuando el joven se desmayó durante una fiesta y debió ser trasladado al hospital. Allí, los médicos certificaron su muerte a consecuencia, adujeron, de la enorme ingesta de alcohol y un supuesto coma etílico.
Según el diario británico Metro, el cadáver del muchacho fue trasladado a la morgue y horas más tarde sucedió lo imprevisible. Un guardia de seguridad comenzó a escuchar fuertes golpes provenientes del depósito de cuerpos y allí se llevó una gran sorpresa al joven desnudo, frente a la puerta, pidiéndole una manta. Como un fantasma, Kamil se hallaba frente a él sin entender qué pasaba.
El guardia llamó de inmediato a la policía, quien trasladó al joven hasta el hospital para una revisión médica, donde comprobaron que se encontraba en perfecto estado de salud. Horas más tarde, Kamil regresó a su casa a reflexionar si habrá una próxima parranda.

Comentarios