Deportes
Domingo 29 de Mayo de 2016

Tragedia: murió un jugador de la NBA de un disparo

El base de los Pelicans falleció a los 23 años después de recibir un balazo en el abdomen tras equivocarse de domicilio en Dallas.

Terribles noticias para el mundo NBA: un disparo en el abdomen acabó con la vida de Bryce Dejean-Jones, que murió a los 23 años y después de debutar en la NBA con New Orleans Pelicans.

Según las informaciones distribuidas por la policía de Dallas, donde falleció, y el propio agente del jugador, este se encontraba en la ciudad texana para visitar a su novia y celebrar el primer cumpleaños de su hija.
El joven, que nunca había estado en el piso nuevo, se equivocó de domicilió y al entrar, fue abatido de un tiro por el dueño de la casa.

 
 
 

Dejean-Jones jugó en USC, UNLV y Iowa State. No fue seleccionado en el último draft y pasó a jugar para Idaho Stampede, de la D-League.

En enero y en plena plaga de lesiones, los Pelicans le hicieron un contrato de diez días, al que siguió en febrero otro por tres temporadas. Se lo había ganado al mostrar potencial por su aptitud defensiva y su buen lanzamiento. En total jugó para el equipo de Louisiana 14 partidos, 11 de ellos como titular. Promedió 5,6 puntos y 3,4 rebotes antes de que una lesión en la muñeca le apartara de las pistas en la que estaba siendo su gran oportunidad en la NBA.

Comentarios