Lunes 05 de Septiembre de 2016

Tras el ataque a su casa por la barra de Newell's quiere "irse del país"

Claudio Martínez, secretario general de la entidad rosarina, en uso de licencia reconoció que quiere irse del país después de que le balearon su domicilio.

Claudio Martínez, secretario general de Newell´s Old Boys en uso de licencia, reconoció que quiere irse del país después del ataque a su domicilio y criticó fuertemente a los funcionarios de la Seguridad de Santa Fe.

El dirigente contó que tiene "ganas de irse del país porque yo voté por el cambio pero estas cosas que pasan me desalientan" y reconoció que luego de tres distintos ataques "ya no creo en la Justicia".

Martínez negó tener relación alguna con la barrabrava de Newell´s y manifestó que los "funcionarios de la Provincia buscan lavar culpas con sus declaraciones".

El directivo afirmó -en declaraciones a Radio 2 de Rosario y TyC Sports- que tenía pensado no realizar declaraciones públicas, pero cambió de opinión que "por las operaciones de prensa que están haciendo en todos los medios los funcionarios provinciales (Diego) Maio y (Fernando) Peverengo", quienes ocupan cargos en el Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

Además, denunció que Maio -coordinador de Seguridad en Eventos Deportivos- "esta semana Diego Maio apretó a uno de los vicepresidentes del club diciéndole que iba a salir en los medios".

Sobre las versiones que maneja el ministerio dan cuenta que Martínez sería el blanco de los ataques por presuntos contactos previos con grupos violentos.

No obstante, Martínez se defendió: "Mi agrupación es la única o una de las pocas que no habló con grupos de violentos durante la campaña".

"Si el ministerio de Seguridad se maneja solo con versiones, es tristísimo y los ciudadanos estamos totalmente indefensos; salen a cuidar su sillita, su puesto político", completó.

A las 6 de la mañana del domingo, en el edificio ubicado sobre la calle Rodríguez al 1600, propiedad de Martínez, una tremenda balacera destruyó el frente de la propiedad y el patrullero que la custodiaba, donde dos policías se salvaron de milagro.

Exactamente un mes atrás hubo un ataque a tiros en el edificio donde vive Martínez horas antes del partido entre Newell´s y Deportivo Morón por la Copa Argentina, y el 10 de agosto pasado dos hombres en moto amenazaron al policía que custodiaba la casa del dirigente.

Comentarios