Política
Martes 11 de Agosto de 2015

Tras el papelón: “No tuvimos mala fe, fue una forma de interpretar los datos”, dijo Tanús

El peronismo mendocino salió a explicar por qué dijeron que le habían ganado por 11 puntos al frente Cambiemos cuando en realidad perdieron. “Hablamos de candidatos, no de frentes”.

Por Paola Alé
ale.apola@diariouno.net.ar
“El cerebro transforma lo percibido en algo nuevo, algo creado a partir de los elementos que percibe para hacerlo coherente,  aun pagando, en ocasiones, el precio de la inexactitud”, escribe Guillermo Leone sobre la teoría de la percepción. 
Esta breve cita parece ser una explicación para entender lo que sucedió –o no sucedió– el domingo por la tarde en el búnker que el PJ armó en el hotel Diplomatic, en el centro de Mendoza. 
Porque de otra manera es difícil entender los motivos que los llevaron a difundir datos locales de las PASO que daban como ganadores a sus candidatos contra los del frente opositor Cambiemos, cuando la realidad terminó mostrando otra cosa: con el 99% de las mesas escrutadas, el frente Cambiemos supera al FPV en tres puntos:  36% a 33%. 
La treta que utilizó el PJ de tan simple sorprende: en lugar de sumar los sufragios obtenidos por los tres candidatos de Cambiemos –el propio Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz– se basaron en confrontar los votos obtenidos por la fórmula Daniel Scioli-Carlos Zannini con los de Mauricio Macri-Gabriela Michetti.
Estrategia de comunicación
Según explicaron el jefe de campaña local del FPV, Jorge Tanús, y el presidente provisional del Senado mendocino, Eduardo Bauzá, todo es "una cuestión de interpretación de los datos". 
“Nunca hablamos de la diferencia entre frentes, nunca. Siempre hablamos de candidatos, es mucho más específico y lineal. En este sentido, Daniel Scioli le ganó a Mauricio Macri en Mendoza, eso es innegable”, aseguró el primero, mientras el segundo reforzó el concepto: “Todo esto es una estrategia de comunicación”.
La verdad es que no se retractaron, sino que siguieron sosteniendo el mismo argumento, aunque reconocieron que se achicó la brecha, y que Scioli no superó a Macri en 11 puntos sino en 8 puntos. 
Por lo demás, estos dirigentes prefirieron seguir corriendo riesgos con la inexactitud.
Los argumentos
Luego del enojo y las pasadas de factura por la difusión de datos distorsionados, el justicialismo local siguió sosteniendo que el del domingo fue un triunfo esperanzador para octubre.
En cuanto a la peculiar lectura de los resultados de las PASO que hicieron, el jefe de campaña Tanús aseguró: “Nosotros no hablábamos de frente sino de candidatos, porque a las 21, cuando nos decidimos a comunicar los resultados, sabíamos que la brecha que separaba a los dos frentes era mínima, casi era de 0%. Ganábamos por un pequeño margen y no lo dijimos así porque  sabíamos que podía achicarse o revertirse como finalmente pasó, que se revirtió al 2,5% a favor de Cambiemos”.
Además, Tanús aseguró que no hubo mala fe en la comunicación. “Siempre fue sincera y real, porque la verdad es que  Scioli le ganó a Macri en Mendoza”.
Agregó que candidato contra candidato Scioli ganó en 15 departamentos de Mendoza, incluso en algunos que en las últimas elecciones apoyaron al frente Cambia Mendoza, como Guaymallén, Las Heras y General Alvear. Por otra parte, aseveró que esperaban perder en las tres comunas donde eso sucedió: Capital, Godoy Cruz y Luján.
En las explicaciones también intervino el presidente provisional del Senado, Eduardo Bauzá, cuestionando a los radicales por el enojo que generó la conferencia de prensa del PJ.
“Esto es una estrategia de comunicación. ¿Por qué le molesta a (Alfredo) Cornejo esto? Será porque resulta  muy difícil suponer que los votos que no fueron para Macri se le trasladen a él en octubre. En cambio, los votos de Scioli son genuinos. Los datos ciertos son que 329.644 mendocinos votaron a Scioli, mientras que 255.473 lo hicieron por Macri. Frente a esto no hay más argumentos posibles”, sentenció Bauzá.

Comentarios