Política
Miércoles 01 de Junio de 2016

Tras el polémico aumento a los funcionarios, los gremios piden reabrir las paritarias

La denuncia de la legisladora del FIT Noelia Barbeito, quien dio a conocer a la sociedad que los legisladores de Mendoza cobrarían un incremento salarial de alrededor de 10.000 pesos con el sueldo de mayo, trajo una previsible repercusión en los sindicatos.
Arengados por el incremento salarial cobrado por los funcionarios, los gremios que componen la intersindical pedirán que se reabra la discusión paritaria este año.
"Nos prometieron algo que no pueden cumplir, nos dijeron que la inflación no superaría el 25% en todo el año, y en mayo ya vamos por el 33%", sostuvo el titular de la CTA mendocina, Gustavo Correa.
En sintonía, el titular del SUTE, Adrián Mateluna, sentenció "a nosotros se nos pide esfuerzo y que seamos conscientes de la situación financiera de Mendoza, y ellos –por los funcionarios– se aumentan los salarios en forma descarada. Vamos a pedir volver a discutir los sueldos, porque con lo que cobramos ninguno de nosotros llega a fin de mes". Y agregó algo más fuerte aún "si seguimos por este camino, vamos a un estallido social seguro".
Para reclamar este y otros puntos –como el tarifazo, los despidos y la represión que sufrieron los manifestantes sindicales el pasado 24 de mayo en la entrada de la Casa de Gobierno–, las organizaciones sindicales unidas se concentrarán el jueves a las 19 en Legislatura y realizarán una marcha de antorchas a la sede del Ejecutivo, donde realizarán un acto.
Bono en mano
Barbeito informó sobre el aumento, exhibiendo los bonos de sueldo de este mes y del pasado. Así, mientras antes cobraba $57.600, con el incremento que les correspondió a los trabajadores de la Administración Central, el sueldo llegó a $68.600.
Hay que aclarar que los sueldos de los legisladores no son los únicos que aumentaron, también lo hicieron los de los funcionarios del Ejecutivo, cuyos salarios están contemplados en la Ley 5.811, y van enganchados al salario del gobernador.
El punto es que durante la sesión, la senadora Barbeito realizó un proyecto de declaración in voce (no escrito, sino declamado) para que sus salarios se retrotrajeran al sueldo que cobraban antes del aumento.
"Se están viviendo dos Mendozas diferentes. Una, la de los docentes, donde no hay dinero para dar los aumentos solicitados según las necesidades, la Mendoza de los tarifazos y la inflación. La otra, la de los funcionarios, que viven fuera de la realidad, y de lo que pidió el mismo gobernador, que pretendía un Estado austero. Puede que sea legal, pero seguramente es injusto", sentenció Barbeito.
No sólo ningún legislador votó a favor de la iniciativa, sino que nadie le contestó en el recinto sobre su reclamo. Los legisladores se limitaron a escuchar y a no levantar la mano.
Cuando terminó la sesión, algunos de ellos opinaron.
Por el FCM lo hizo Juan Carlos Jaliff. "No hay tal dietazo. Desde el 2001 que los legisladores no nos fijamos los salarios, este aumento era el que le correspondía a la Administración Pública, y es el resultado de una paritaria aprobada en la Legislatura. No hay nada ilegal en esto. Además, el sueldo de los funcionarios estuvo congelado durante dos años: desde el 2013 al 2015".
También la legisladora Patricia Fadel, presidenta del bloque del PJ en el Senado, sostuvo "el aumento salarial que se nos dio es por ley; para cambiar esto debería modificarse la legislación vigente, y esto es algo que debe proponer el Ejecutivo".
 
 
Cómo quedan los sueldos
Según indica la Ley 5.811, el sueldo del gobernador, del que se enganchan los demás salarios de funcionarios y legisladores, se compone de dos remuneraciones de la 13 –la más alta en el escalafón de la Administración Central– más el 60% de esta cifra en carácter de compensación funcional. Antes del aumento salarial, el sueldo del gobernador era de aproximadamente 60.000 pesos, de bolsillo. Con el incremento, su salario ascenderá a $75.000.
Los demás sueldos se calculan a partir de porcentajes de este.
Así, la vicegobernadora Laura Montero, cuyo salario se calcula en 98% de lo que cobra Cornejo, percibirá haberes mensuales por $73.500.
Los legisladores, que cobran el 95% del sueldo del gobernador, tendrán ingresos por 72.000 pesos.
En cuanto a los ministros, perciben el 94% del sueldo del jefe del Ejecutivo, por lo tanto en el 2016 cobrarán alrededor de $70.000.
Mientras, los subsecretarios, que reciben el 90% del sueldo del gobernador, cobrarán 65.000.
En la base de la pirámide de los sueldos públicos, se pueden situar los de maestros y celadores. Según confirmó Adrián Mateluna, la mayor parte de los docentes gana salarios equivalentes al aumento otorgado a los legisladores, es decir, entre $10.000 y $11.000.
Mientras, un celador cobra cerca de $6.000. Es decir, un sueldo de estos trabajadores representa el 8,5% del sueldo de un legislador.

Comentarios