San Rafael
Domingo 30 de Octubre de 2011

Tras la elección, a quitar carteles

Durante la semana, el municipio se encargó de descolgar y retirar propaganda política de lugares públicos, una tarea que, por ordenanza, corresponde a los partidos. Evalúan cobrarles el trabajo 

Como sucede luego de cada elección, la ciudad queda inundada de pasacalles, cartelería política y afiches pegados, los que deben ser retirados. Según las normas, esa tarea corresponde a cada partido político, pero esa obligación no se cumple y la limpieza la termina realizando la Municipalidad, con el consiguiente gasto de dinero público que eso implica.

En esta oportunidad, la limpieza comenzó el mismo lunes a la mañana y para el viernes se había descolgado la totalidad de los pasacalles y carteles enganchados, según aseguró Enrique Ferraro, subsecretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos de la comuna local.
Además, indicó que se había limpiado más del 90% de la pegatina en el alumbrado público.

El funcionario aseguró a Diario UNO San Rafael que todo el trabajo lo hizo el municipio y para el cual se destinaron tres camionetas, tres grúas que se utilizan para el mantenimiento del alumbrado público y un camión.

“Supuestamente, este trabajo lo debería hacer cada partido, pero no hubo colaboración de ellos y lo tuvo que hacer el municipio”, manifestó Ferraro.

No obstante, el subsecretario indicó que en la Municipalidad se va a evaluar todo lo realizado para calcular el costo del trabajo y se prevé plantear el tema al Concejo Deliberante, donde están representadas las principales agrupaciones políticas, para ver cómo se recuperan los gastos.

Por otra parte, los afiches y cartelería fijados en lugares privados es un problema de los propietarios de esos lugares que lo hayan autorizado; de lo contrario, si se colocaron sin permiso de ellos, están establecidas sanciones para los infractores.

Qué dice la ordenanza

El tema es regulado por la ordenanza 1.906, una vieja norma municipal de 1959, que en su artículo sexto establece que “dentro de los 60 días de pasada la elección, los partidos políticos estarán obligados a desfijar o borrar los carteles; caso contrario lo hará de inmediato la Municipalidad por cuenta del partido, cobrando el importe de los gastos que se originaren por vía de apremio”.

Además, el artículo octavo de esta norma indica que “los partidos políticos no podrán en ningún caso ocupar las pantallas, papeleras, tableros u otros de propiedad municipal”, para lo cual se fija una multa, y autoriza a destruir la propaganda.

Esto se complementa con la prohibición sin excepción de fijar carteles o pintarlos, con fines de propaganda de cualquier índole, en los frentes, paredes de cierre, columnas y verjas de edificios públicos, además de en calzadas, aceras, banquinas, puentes, cordones, columnas de alumbrado público o domiciliario, plazas, parques, jardines y árboles.

Cabe recordar que, a pesar de que el municipio ha tenido que encargarse nuevamente de la limpieza, tras cada elección el “enchastre” no es tan grave como dos o tres décadas atrás. De todos modos, aún queda pendiente hacer cumplir la ordenanza a los partidos. 

Comentarios