Tránsito
Miércoles 05 de Octubre de 2016

Tras la sentencia de cinco años por matar a 3 personas manejando ebrio: "Estamos con mucha bronca"

Lo dijo una de las hijas de las víctimas. El caso llegó a juicio como homicidio simple (8 a 25 años de prisión), pero el tribunal antes de la sentencia consideró que fue un accidente.

Más de cuatro años pasaron desde que la fatalidad y la imprudencia enlutaron a una familia de San Martín. En abril del 2012 una pareja volvía de una cena, cuando por el Acceso Este un auto apareció en contramano, los embistió y mató a los dos y a una amiga que iba con ellos. La tragedia la provocó un hombre que estaba alcoholizado y con las luces de su auto apagadas.

Esta persona fue juzgada y condenada, sin embargo, la pena dejó disconformidad por la gravedad del hecho. El acusado recibió 5 años.

Pedro Grigor (67), Marta Arena de Grigor (66) y Graciela Fornabaio (66) murieron en ese hecho. El caso durante toda su instrucción y en gran parte del juicio se planteó de manera distinta que casi todos los accidentes de tránsito con víctimas fatales, caratulados como homicidios culposos y que son excarcelables.

En este episodio, el ingeniero Gerardo Norberto Juan (72) se sentó en el banquillo de los acusados de la Séptima Cámara del Crimen con la acusación de homicidio simple con dolo eventual, delito que preve una pena de 8 a 25 años de prisión efectiva y que es cuando alguien en su mente se representa el daño que puede provocar e igualmente sigue con su accionar. Teniendo en cuenta la edad del imputado (más de 70), si hubiera sido condenado con esta calificación podría haber cumplido con arresto domiciliario.

Más allá de que el acusado no iría a la cárcel, se esperaba una sentencia que sentará un antecedente importante para futuros hechos, en los que alguien alcoholizado y al mando de un auto ocasionara muertes.

El juicio comenzó el pasado 5 de septiembre y se desarrolló en varias audiencias. En los alegatos la fiscal de cámara Daniela Chaler pidió 8 años y 6 meses de reclusión para Juan, en tanto que el abogado de la familia de las víctimas solicitó 12 años. El representante de la defensa entendió que su cliente debía ser absuelto por ser inimputable (algo que no se pudo probar), o en su defecto 3 años de arresto domiciliario.

Este martes, y tras varias horas de deliberación, los jueces Belén Salido, Gabriela Urciolo y Agustín Chacón, optaron por cambiar la carátula de la imputación a homicidio culposo y condenar al ingeniero a 5 años (máximo de la pena de este delito excarcelable) y 10 años de inhabilitación para manejar.

"Teníamos la esperanza de que algo cambiara, de sentar un precedente. Sabíamos que era difícil pero luchamos cuatro años para llegar algo. Estamos con mucha bronca", expresó tras el fallo Marta Grigor, una de las hijas de la pareja fallecida.

Noche trágica
El hecho ocurrió el 21 de abril del 2012 en la madrugada. Por el Acceso Este hacia San Martín circulaba un Honda Civic al mando de Pedro Grigor, que e iba acompañado por Marta Arena de Grigor y Graciela Fornabaio. El hombre se encontró con un Peugeot 307 que venía en contramano y sin luces a la altura de calle Las Margarita. Marta murió en el acto, mientras que la otra mujer falleció horas después. Grigor dejó de existir tras 20 días de agonía y luego de someterse a varias operaciones. El otro conductor, Juan, sufrió heridas leves. Comprobaron que manejaba con 1,33 gramos de alcohol en sangre, casi tres veces más de lo permitido para conducir.

Comentarios