Mundo
Miércoles 15 de Julio de 2015

Tras un viaje de nueve años, la sonda Horizons sobrevoló el planeta Plutón

La nave recorrió 4.800 millones de kilómetros para acercarse al planeta más lejano y frío del Sistema Solar. Comenzó a enviar datos. Es la culminación de un esfuerzo de 50 años.

Más de nueve años después de su lanzamiento, una sonda estadounidense sobrevoló con éxito Plutón ayer, poniendo fin a una misión de 4.800 millones de kilómetros hacia los confines del sistema solar, dijo la Nasa.

La sonda sobrevoló el planeta enano a las 11.49 GMT (8.49 de la Argentina) tras alcanzar una región posterior a Neptuno llamada el Cinturón de Kuiper, que fue descubierta en 1992. El logro es la culminación de un esfuerzo de 50 años para explorar el sistema solar.

"Es realmente una impronta en la historia humana", dijo John Grunsfeld, administrador adjunto de la Nasa para ciencia del centro de control de la misión, ubicado en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins.

La confirmación final de que la sonda New Horizons pasó a unos 12.550 kilómetros de Plutón se supo anoche.

La nave está tan alejada de la Tierra que las señales de radio, a velocidad de la luz, tardan unas cuatro horas y media en llegar a nuestro planeta.

New Horizons había permanecido en silencio 22 horas mientras realizaba una serie de maniobras para llevar a cabo observaciones mientras sobrevolaba Plutón y sus cinco satélites, viajando a unos 14 kilómetros por segundo.

Por varias horas luego de su acercamiento, la diminuta sonda estudió la atmósfera de Plutón usando señales de radio transmitidas desde la Tierra como una prueba.

"Es hora de celebrar porque hemos hecho la mayor parte del camino", dijo el principal investigador de New Horizons, Alan Stern. "Hemos completado el reconocimiento inicial del Sistema Solar, un emprendimiento comenzado bajo el presidente (John F.) Kennedy hace más de 50 años y continuado hoy bajo el mandato del presidente (Barack) Obama", recordó.

Existía el riesgo de que la sonda, que se desplaza a 49.889 kilómetros por hora y pesa 480 kilos, quedara inservible si chocaba con alguno de los cuerpos que forman el Cinturón de Kuiper. Pero el aparato envió pasadas las 22.05 de Argentina, una señal de que seguía "viva" y en el trayecto para su nueva exploración de esa formación.

Según dijo Stern, el Cinturón de Kuiper, el amplio anillo de escombros que rodea el Sistema Solar y donde evoluciona Plutón, es "más o menos una galería de tiro, donde hay muchos pequeños cometas primordiales y otros objetos más pequeños que Plutón".

Con un 99 por ciento de los datos recogidos aún en la nave, su supervivencia es clave para la misión.

Las imágenes y medidas enviadas hasta ahora desde New Horizons ya cambiaron el conocimiento que los científicos tenían de Plutón.

El que otrora fue considerado un planeta helado y muerto ha mostrado una superficie rojiza en algunos puntos, señales de actividad geológica, con evidencia de pasadas y posiblemente presentes placas tectónicas, o movimientos de su superficie. Su tamaño es superior al que se creía —tiene 2.370 kilómetros de diámetro, la sexta parte que la Tierra—, con lo que se podría reponer su categoría de planeta (no enano), considerando sus dimensiones reales.

También se supo que los casquetes polares que posee, y que ya se conocían, están formados por hielo de metano y de nitrógeno.

Plutón tarda 248 años en girar alrededor del Sol en una órbita tan inclinada que crea cambios radicales de estación a estación.

Expectativa. Los científicos tienen muchas preguntas sobre Plutón, que cuando se lanzó New Horizons en el 2006 era aún considerado el noveno planeta del sistema solar.

A la sonda le tomará unos 16 meses transmitir todas las imágenes y medidas tomadas durante el sobrevuelo de ayer. Para entonces, la nave se encontrará a mayor distancia dentro del Cinturón de Kuiper, dirigiéndose a una posible visita de uno de los cuerpos similares a Plutón.

A lo largo de la jornada New Horizons tomó fotos en alta definición y medirá los parámetros geofísicos de Plutón y de su luna, Caronte.

En enero de 2006, la sonda New Horizons fue lanzada desde Cabo Cañaveral, Florida (EEUU); en febrero de 2007 la nave tomó impulso con la gravedad de Júpiter, entre ese año y 2014 la nave se mantuvo en hibernación, en diciembre de 2014 comenzó a transmitir nuevamente. Ayer, la sonda hizo historia al sobrevolar Plutón y se acercó así al único planetoide o planeta enano conocido del Sistema Solar que no había sido explorado.

Los registros de la sonda permitirán conocer no sólo detalles de la superficie de Plutón sino también su composición y la de su atmósfera. Además se intentará develar el misterio de si una de sus cinco lunas, Caronte, posee una atmósfera o no.

Toda la información obtenida permitirá además echará luz sobre el Cinturón de Kuiper e incluso sobre la misma Tierra, como ser el origen de su Luna.

Administrador de la Nasa Charles Bloden dijo que el equipo había quedado de piedra cuando las primeras imágenes regresaron revelando un planeta rojo.

"No es un planeta helado. Tiene un tinte rojizo, no muy diferente de Marte. Los geólogos están maravillados por el color y pensando cómo puede pasar eso tan lejos del Sol. Eso es un logro tecnológico increíble", destacó Bloden.

Comentarios